Se oponen texanos a plan para importar residuos tóxicos de México

Dallas.- Residentes de Port Arthur, Texas, se oponen a que una compañía privada importe de México un total de 20 mil toneladas de desperdicios altamente tóxicos para incinerarlos en sus instalaciones ubicadas en esta localidad.

Los desperdicios son en su mayoría restos de policlorinato bifenilos (PCBs), un componente químico generalmente líquido utilizado como refrigerante de transformadores y capacitadores eléctricos o para estabilizar aditivos.

La importación de PCBs y su incineración por la compañía Veolia Environment Services, subsidiaria de la francesa Veolia Environment SA, enfrenta la oposición de los residentes de Port Arthur y de grupos ecologistas como Sierra Club y Earthjustice.

La Asociación Comunidad en Poder y Desarrollo -que agrupa a los pobladores- y los activistas del medio ambiente han advertido que los PCBs son una clase de químicos peligrosos que se acumulan en el cuerpo humano, provocando daños al cerebro y al sistema nervioso, además de que tiene otros efectos nocivos en la salud.

“El trasladar estos PCBs al país mediante camiones por carretera hacia Port Arthur expondrá a millones de personas a la posibilidad de que un accidente libere esta peligrosa toxina”, advirtió Neil Carman, vocero del grupo Sierra Club en Texas.

“Y aunque no exista un accidente en la transportación, la gente estará expuesta de todas maneras si la EPA (Agencia de Protección Ambiental estadounidense) permite a Veolia quemar los PCBs en Port Arthur”, dijo Carman.

La manufactura, uso e importación de los PCBs fue prohibida en Estados Unidos en 1976, cuando se aprobó la Ley de Control de Sustancias Tóxicas.

Sin embargo, la compañía Veolia busca una excepción a esta ley federal para poder importar hasta 20 mil toneladas de PCBs en estado líquido desde México.

Veolia solicitó a la EPA un año de excepción a la ley para importar los desperdicios, que contienen PCBs en una concentración de 50 o más partes por millón, a fin de incinerarlos en sus instalaciones de Port Arthur.

Funcionarios de EPA han expresado su deseo de autorizar el plan al sostener que la importación de desperdicios para su destrucción en este país es más seguro que permitir que permanezcan almacenados en México y en otras naciones.

Veolia importaría los desperdicios desde diferentes lugares en México, donde los PCBs se encuentran almacenados en instalaciones de la compañía Residuos Industriales Multiquim (RIMSA), una subsidiaria de la estadounidense Chemical Waste Management, Inc.

Carman explicó que la incineración de PCBs produce dioxina, una sustancia relacionada con cáncer, daño cerebral, problemas con el sistema reproductivo y otras enfermedades.

El área de Port Arthur es conocida entre los ambientalistas como “el cinturón del cáncer”, por las múltiples industrias contaminantes asentadas en la región, incluyendo refinerías y plantas petroquímicas.

“Ellos están recibiendo todas las emisiones y nada de la prosperidad”, dijo Jim Blackburn, un abogado ambientalista de Houston que ha ayudado a los residentes de Port Arthur a luchar contra algunas de las empresas contaminantes de la zona.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login