Tradicional encuentro hípico británico de Ascot arranca con advertencias

LONDRES (AFP) – La Royal Ascot, la cita anual por excelencia del mundo hípico, excéntricos sombreros y jet-set ingleses, arrancó con una serie de advertencias de los organizadores para que sus visitantes respeten la vestimenta exigida y así evitar ser expulsados.

El tradicional encuentro hípico, que se desarrolla en el poblado de Ascot, en el Berkshire (sudeste), desde hace casi tres siglos, es uno de los favoritos de la reina Isabel II, y una de las más preciadas de la aristocracia inglesa, junto con la regata de Henley y el festival de ópera de Glyndebourne.

Pero víctima de su creciente popularidad, Ascot ha visto la llegada de un público menos preocupado por su vestimenta, y sobre todo por lucir lo último a la moda, a un punto tal que este año, los organizadores debieron lanzar una advertencia para recordar que los hombres deben lucir un sombrero de copa y las mujeres un vestido y un sombrero.

Las minifaldas están prohibidas en Ascot y los hombros deben estar cubiertos, mientras que los pantalones de traje deben combinar, según un reglamento que aclara que quien no respete las normas, deberá abandonar el lugar.

A su llegada en carroza, la soberana, acompañada por su esposo el príncipe Felipe, el príncipe Carlos, su esposa Camilla y el príncipe Andrés, fue cálidamente aplaudida.

Las carreras concluirán el jueves con la esperada Gold Cup.

You must be logged in to post a comment Login