Ofensiva afgana en Kandahar deja 36 rebeldes talibanes muertos

Londres.- Fuerzas afganas y canadienses, apoyadas por helicópteros, dieron muerte el miércoles a 36 rebeldes talibanes durante la ofensiva iniciada contra los insurgentes en el distrito de Arghandab, cerca de la ciudad de Kandahar, al sur del país.

Al menos 20 combatientes talibanes murieron en la localidad de Tabin y otros 16 en Khohak, ambas en Arghandab, informó el Ministerio de Defensa de Afganistán en un comunicado en el que también dio cuenta de la muerte de dos soldados afganos.

Precisó que las tropas afganas y canadienses de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) continúan este miércoles avanzando con prudencia en el distrito para evitar bajas entre los civiles, según la agencia Afghan Islamic Press.

Más de mil soldados afganos y de la Fuerza Internacional para la Asistencia y Seguridad en Afganistán (ISAF) participan en la operación para desplazar a los rebeldes de las aldeas tomadas desde el fin de semana pasado en Arghandab.

La OTAN indicó que la ofensiva podría durar los próximos tres días, durante los cuales esperan hacer retroceder a los militantes talibanes que buscan tomar el control de Kandahar, la principal ciudad del sur de Afganistán.

Sin embargo, el portavoz del Ministerio afgano de Defensa, Zahir Azimi, señaló que la operación seguirá hasta desalojar a los insurgentes de la ciudad.

Ante la ofensiva, miles de civiles afganos han huido del distrito de Arghandab, ubicado a unos 15 kilómetros al noroeste de Kandahar.

La operación comenzó este miércoles a las 06:00 horas afganas (01:30 GMT) en la ribera oeste del río Argandhab, que da nombre al distrito donde se encuentran las aldeas ocupadas por los talibanes, según la ISAF, bajo mando de la OTAN.

“Está claro que la ciudad de Kandahar permanece firmemente bajo control del gobierno afgano y su pueblo”, aseguró en un comunicado el teniente coronel Dave Corbould, al mando de las tropas canadienses presentes en Kandahar.

Los insurgentes talibanes tomaron el pasado fin de semana varios pueblos en Arghandab, destruyeron puentes y colocaron minas después de liberar a cientos de prisioneros, incluidos 400 militantes extremistas, tras un ataque contra la principal cárcel en Kandahar.

Un vocero del derrocado régimen talibán, Qari Mohammad Yousuf, citado por la agencia afgana de noticias, había advertido que el objetivo de sus combatientes era ocupar Kandahar, considerada uno de sus principales bastiones.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login