Reutilización del heliograbado, objetivo de Jorge Gabriel López.

México, 19 Jun (Notimex).- La estancia del artista plástico
mexicano Jorge Gabriel López Camarillo en el “Center of Photography”,
de la Universidad de Arizona, de julio a septiembre de 2008, tiene
como objetivo investigar las aplicaciones y expresiones estéticas de
la técnica del heliograbado en diferentes períodos históricos.

“Haré la investigación en Tucson porque el Centro Creativo de
Fotografía reúne uno de los acervos de heliograbado más importantes
del mundo”, explicó López Camarillo, quien a su retorno habilitará en
Aguascalientes un taller donde se dedicará a practicar, enseñar y
difundir esta técnica de artes gráficas.

“Mi propósito es contribuir al resurgimiento del heliograbado,
que es una de las técnicas con resultados plásticos muy sensibles y
estables”, apuntó el creador aguascalentense (1975), cuyo proyecto
contará con el apoyo del Programa de Estímulo a la Creación y al
Desarrollo Artísticos de Aguascalientes 2008.

La técnica del heliograbado consiste en utilizar placas de
fotografía en la impresión de grabado. La inauguró el científico
francés Nicéphore Niépce en 1826, al transferir imágenes fotográficas
a placas de cobre.

Años más tarde, en 1870, la perfeccionó el pintor y fotógrafo
checoslovaco Karel Klic.

En 1906-1907 Alfred Stieglitz utilizó el heliograbado como medio
de impresión popular a nivel masivo en Estados Unidos. En ese
periodo, Stieglitz editó una revista dedicada a la difusión del
heliograbado “Camera Work”, en la que reprodujo parte de sus obras
maestras en esta técnica de expresión plástica.

El investigador y crítico de arte Paul Stramb publicó en 1945,
con mucho éxito, un estudio muy completo sobre la técnica y las obras
artísticas realizadas con este procedimiento. El trabajo de Stramb
fue reeditado en 1965.

La consulta de estos textos y el acervo artístico original
permitirá a López Camarillo conocer a profundidad la técnica y sus
múltiples aplicaciones artísticas, cuyos resultados son muy parecidos
en calidad estética y estabilidad a los que lograron Alberto Durero
en el siglo XV y Francisco de Goya en el XVIII y XIX.

Jorge Rafael López Camarillo estudió fotografía en el Centro de
la Imagen y en el Centro de Capacitación Kodak de la Ciudad de
México.

Actualmente da clases de esta disciplina en el Instituto
Cultural de Aguascalientes y en el Centro Cultural Los Arquitos, de
la capital aguascalentense.

Sigue
Reutilización. dos. aguascalentense.

A mediados de la década pasada hizo estudios de grabado con el
maestro Byron Brauchli y fue entonces como entró en contacto con el
heliograbado.

En 1998 obtuvo beca para joven creador del Fondo Nacional para
la Cultura y las Artes (Fonca), para emprender una exploración a
fondo de esta metodología artística.

“Me gusta el heliograbado, porque tiene afinidades con la
fotografía y permite transferir la impresión fotográfica a otros
materiales y su reproducción en papel y tinta tiene acabado muy
fino”, dijo López Camarillo, quien usa cámaras antiguas, incluso de
fuelle, para hurgar los secretos del heliograbado.

El Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artísticos
es sustentado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes,
así como por los gobiernos de los estados.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login