Asilo en EU, nueva modalidad para huir violencia en Ciudad Juárez

Dallas.- Decenas personas, incluidos policías, empresarios y hasta amas de casa de la mexicana Ciudad Juárez, han solicitado asilo político en Estados Unidos para huir de la violencia del narcotráfico, confirmaron el viernes abogados de inmigración.

“La gente está llegando en multitudes”, declaró Carlos Spector, abogado de inmigración en El Paso, quien en entrevista telefónica con Notimex consideró que “esto es un nuevo fenómeno, la ola ya empezó, para mucha gente en Ciudad Juárez está llegando el momento de que no tiene otra opción”.

Funcionarios estadounidenses, que argumentaron razones de seguridad y privacidad, se negaron a confirmar las versiones de prensa que apuntan que en las últimas semanas se han presentado decenas de solicitudes de asilo político.

Sin embargo el periódico The Dallas Morning indicó este viernes que “el número es de cuando menos 100”, tan solo en el área de El Paso.

Spector, quien tiene décadas de experiencia lidiando con casos de asilo político, dijo que el número de solicitudes “es algo que nunca había visto, es una ola”.

El abogado recordó que el más alto periodo de solicitudes de asilo político de parte de mexicanos se había presentado en la década de 1980, por persecución contra dirigentes políticos.

“Pero esto es muy diferente. Aquello era muy especifico, esto abarca a todos los sectores, a empresarios, policías, familias”, dijo.

“Esta es gente que ya no tiene otra opción. Muchos simplemente se mudan acá porque tienen los medios –documentos legales- para hacerlo”, señaló.

Spector, representa a de Jaime Guadalupe Torresdey Valles, propietario de un lote de autos en Ciudad Juárez, que tras haber sufrido un secuestro y ser liberado luego de pagar 40 mil dólares de rescate, decidió cruzar la frontera y solicitar asilo en Estados Unidos.

Torresdey Valles presento su solicitud de asilo bajo el argumento de que las autoridades en México no pueden protegerlo de la violencia en ese país, explicó Spector.

La decisión en el caso de petición de asilo de Torresdey Valles podría dejar precedente para futuros casos de asilo y quizás abrir las puertas a más mexicanos que soliciten este estatus, señalo el abogado.

Spector explicó que Estados Unidos no otorga el asilo político cuando la persona es perseguida por un grupo específico, ya sea político o de narcotraficantes.

Se debe argumentar, precisó, una injusticia generalizada, como la falta de seguridad, “por eso es que muchas solicitudes de asilo fallan” porque no son bien planteadas.

Raymundo Rojas, director ejecutivo del Centro de Consejería a Inmigrantes Las Américas, confirmó haber recibido en las últimas semanas 15 solicitudes de asilo.

“Nos están llegando viudas, propietarios de negocios, policías, poquito de todo”, dijo Rojas, cuyo centro ofrece asistencia legal gratuita a refugiados que escapan de persecución o buscan asilo político.

El mes pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza informó que tres jefes de policía en México habían cruzado la frontera y solicitado asilo político en este país.

La dependencia no identificó a los policías, al argumentar razones de privacidad y seguridad.

Funcionarios estadounidenses revelaron a The Dallas Morning News, que a uno de los policías, Emilio Pérez, jefe de policía de la comunidad de Palomas, Chihuahua le fue negado el asilo y regreso a México.

El Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, advierte para ser considerado a recibir el asilo, la persona debe cumplir con la definición de refugiado.

La definición incluye que la persona no pueda o no desee regresar a su país debido a persecución o a un muy bien fundado temor a ser perseguido en base a su raza, religión, nacionalidad, membresía a cierto grupo social o por su opinión política.

Además, la persona debe poder establecer que aún no se ha asentado en ningún país extranjero y debe caer en dentro de ciertos procesos prioritarios para refugiados.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login