Explotan editores independientes ante su negro panorama . Cónclave en el cuarto Festival Internacional Letras en San Luis.Por Juan Carlos Castellanos C. Enviado

San Luis Potosí, 20 Jun (Notimex).- Un total de cinco editores
con el sello de independiente señalaron, con exposiciones verbales,
su total descontento y preocupación por la cada vez más difícil tarea
de acceder a un público mayoritario, ya no digamos mundial, sino del
territorio nacional.

La mesa reunió, en singular cónclave salpicado de fastidio y
cansancio por la repetición de las quejas sin consuelo, a José de
Jesús Sanpedro (Dos filos editores), Marcial Fernández (Ficticia
Editores), Martín Solares (Almadía), Luis Armenta (Mantis), y a José
María Espinasa (Ediciones Sin Nombre).

Se trató de uno de los eventos más esperados dentro de la
programación del cuarto Festival Internacional Letras en San Luis,
donde los participantes señalaron, después de presentar el perfil de
cada sello, las dificultades que enfrentan por las actuales
condiciones de la industria editorial mexicana.

Sampedro señaló el problema educativo “creado por décadas de
erróneas políticas educativas, subrayadas ahora en los tiempos del
libre mercado”, y Espinasa terció sobre la dificultad que tiene este
tipo de editoriales para estar en librerías, su canal natural de
comunicación con el lector.

Habló también de la “competencia desleal que causan los
descuentos y los remates, receta aplicada por las grandes cadenas
hace más de tres décadas, sorpresiva en su momento, pero que terminó
siendo muy perjudicial al traer al país libros que no siempre
contienen texto de calidad o interés general”.

Luis Almeida, director de Mantis, editorial de Jalisco, habló
luego de las ventajas de no depender de las leyes del mercado, y su
intención por crear lazos estéticos entre estilos, a veces muy
diferentes, en busca de una comunidad de lectores sostenida por el
entretejido civil de la cultura”.

A Marcial Fernández pareció pertinente comentar sobre el
problema que representa la presencia de editoriales extranjeras,
“fundamentalmente españolas, atraídas más que por un mercado lector,
por las dadivosas prebendas, producto de una mala planeación cuando
no en la corrupción”.

Más adelante, Martín Solares, de la recientemente creada
editorial Almadía, contó a los presentes las vicisitudes que sorteó
durante el proceso de gestación de esa casa, y destacó la importancia
de los trabajos realizados por la Alianza de Editoriales Mexicanas
Independientes (AEMI).

Al final, se abrió la mesa a las intervenciones del público, con
intercambios de propuestas, críticas y comentarios, que concluyeron
con la necesidad, a señalamiento de José de Jesús Sanpedro, “de poner
más imaginación en las opciones impulsadas por la edición
independiente”. La moción fue aplaudida.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login