Más de 300 detenidos por fraude derivado de crisis hipotecaria

Nueva York.- Autoridades de Estados Unidos han detenido a unas 300 personas en el marco de la investigación federal sobre la crisis del sector hipotecario, responsable de la desaceleración económica que enfrenta este país.

La operación “Malicious mortgage” (hipoteca maliciosa) comenzó el 1 de marzo pasado y ha dejado casi 300 detenidos -60 sólo la víspera- y más de 400 personas acusadas, reveló este jueves el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Robert Mueller.

Entre los detenidos en el marco de la operación -en la que también ha colaborado el Departamento de Justicia- figuran agentes inmobiliarios y otros intermediarios en el sector, como prestamistas.

“Buscaremos penas de cárcel en este asunto tan serio”, apuntó en la misma rueda de prensa el fiscal general adjunto, Mark Filip.

“Estamos investigando mil 400 casos más de posibles fraudes con ayuda de 180 agentes de la FBI”, añadió Mueller, cuya agencia ha colaborado con el Servicio Secreto, el Departamento de la Vivienda, Inmigración y Hacienda durante esta investigación.

La mayoría de los arrestos se produjeron el miércoles en Miami, Houston, San Antonio, Baltimore, Chicago y otras ciudades.

Este anuncio se hizo en forma paralela al arresto en Nueva York de Matthew Tannin y Ralph Cioffi, los dos primeros altos ejecutivos que enfrentarán cargos criminales por mentir y ocultar la realidad a sus clientes en Bear Stearns, antes de que la firma quebrara en 2007.

Tannin y Cioffi enfrentan cargos de fraude ligados al colapso de los dos fondos de inversión de alto riesgo que dirigían dentro de Bear Stearns y que apostaron fuerte por las hipotecas “subprime” antes de que el mercado se hundiera.

Correos electrónicos y llamadas telefónicas por parte de ambos ex directivos de Bear Stearns han sido determinantes en la investigación.

Según las autoridades, durante los cinco primeros meses de 2007 “Tannin y Cioffi engañaron a los inversores asegurándoles que los fondos estaban en buen estado y ocultándoles los serios problemas de la entidad” financiera.

Tannin presuntamente envió un mensaje electrónico desde su cuenta personal a Cioffi donde le advertía que el mercado en el que habían invertido estaba “acabado”, al tiempo que sugería la posibilidad de cerrar los fondos de inversión de alto riesgo.

Cuatro días después, los dos detenidos dijeron a los inversores que sus intereses no tenían problemas.

Además, en marzo de 2007 (tres meses antes del colapso de Bear Stearns), Cioffi sacó dos millones de dólares de su propio dinero, demostrando su pérdida de confianza en los fondos, sin comunicárselo a los inversores.

Finalmente, Bear Stearns quebró y fue rescatada en marzo pasado por JP Morgan con la ayuda de la Reserva Federal (Fed).

Los abogados de los detenidos defendieron su inocencia. “La crisis de las ?subprime? llegó por sorpresa, nadie se dio cuenta ni la Fed, ni el Departamento del Tesoro”, dijo el representante legal de Cioffi.

El abogado sostuvo que todos los fondos como el de Cioffi también perdieron miles de millones de dólares. “El hecho de que el suyo fuera el primero en quebrar le hace un blanco fácil, pero eso no significa que haya hecho nada malo”, agresó.

Por su parte, el abogado de Tannin afirmó que su cliente “es un chivo expiatorio”.

El estallido de la burbuja hipotecaria ha provocado que las instituciones financieras estadunidenses hayan perdido más de 300 mil millones de dólares.

La crisis todavía sigue presente, culpable de la inestabilidad en los mercados y de la desaceleración económica en Estados Unidos y el resto del mundo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login