Perú pedirá reunión de la OEA para tratar “injusta” ley migratoria de UE

LIMA (AFP) – El presidente peruano, Alan García, pedirá a la Organización de Estados Americanos (OEA) que convoque a una Asamblea General para que se pronuncie sobre la ley aprobada por el Europarlamento de expulsión de inmigrantes clandestinos, que consideró “injusta”.

“Voy a hablar este viernes con José Miguel Insulza (secretario general de la OEA) para pedirle que convoque a una reunión para tratar este tema”, dijo el mandatario la noche del jueves al subrayar que “esto es absolutamente injusto y poco cristiano porque discrimina a millones de latinoamericanos que viven en ese continente”.

García estimó que la OEA es el medio más adecuado para tratar el tema y anotó que instruirá al canciller José García Belaunde para que suscriba una convocatoria del organismo hemisférico.

“Creo que de allí podríamos tener una sola voz, y oportunamente, podríamos asistir los presidentes, yo estaría dispuesto a asistir”, subrayó.

En el caso de Perú, detalló que se actuará ante los gobiernos europeos con el envío de misiones diplomáticas, porque la norma europea afectaría a un millón y medio de peruanos.

“Vamos a actuar diplomáticamente ante nuestros amigos de estos gobiernos. Esta es una decisión del Parlamento Europeo, pero haremos llegar a cada uno de los gobiernos (de Europa) a través de nuestros embajadores e inclusive de misiones especiales, nuestra extrañeza”, remarcó.

“Tenemos que defender a nuestros connacionales no sólo peruanos sino latinoamericanos”, dijo.

El jefe de Estado expresó su sorpresa por la implementación de esa norma en momentos en que el mundo va hacia la globalización de los mercados pero también, añadió, debe comprender a los seres humanos.

Recordó además que América siempre fue generosa con los extranjeros que llegaron a ella.

“Nos sorprende y extraña que un continente que necesita crecer y poblarse mejor, le dé la espalda a la historia y dé una ley de expulsión de migrantes. No es justo, lo haremos saber, pero no vamos a pasar a excesos como bloqueo o cierre de fronteras”, aseveró.

Hizo notar que si el inmigrante es un delincuente, un secuestrador o un narcotraficante, “afuera sin miramientos”, pero si se trata de una persona con hogar constituido y que está trabajando, “lo necesario es legalizarlo”.

El gobernante consideró que los gobiernos europeos carecen de la capacidad para deportar a los millones de inmigrantes que permanecen en este continente, y estimó que, como máximo, se deportaría a 10.000 ilegales.

“Del dicho al hecho, muchachos y chicos europeos, hay mucho trecho, de manera que sacarán a cien, los pondrán en dos aviones, pero nada más, y cuidado que no vaya a ocurrir que los ilegales los saquen a ustedes”, ironizó.

Por su parte, la cancillería de Perú en una nota entregada a la prensa señaló que el Gobierno “lamenta profundamente la aprobación de una Directiva de Retorno de inmigrantes en condición migratoria irregular que fuera votada por el Parlamento Europeo”.

“La citada directiva, que endurece las medidas fiscalizadoras a los migrantes en situación de irregularidad migratoria, no se condice con los principios fundamentales de los Derechos Humanos”, señaló.

La decisión del Parlamento Europeo de endurecer las reglas de tratamiento a los inmigrantes indocumentados, que contempla la detención de hasta 18 meses y la prohibición por 5 años para volver a Europa, ha sido rechazada por América Latina.

You must be logged in to post a comment Login