Sufren mexicanos en Canadá malas condiciones de trabajo

Montreal.- Los trabajadores agrícolas temporales mexicanos, identificados con las siglas TATM, que cada año llegan a la provincia canadiense de Columbia Británica sufren “violaciones sistemáticas” de estándares laborales y salud.

Así lo reveló un estudio elaborado conjuntamente por el Centro Canadiense de Políticas Alternativas de Ottawa, Justicia para Trabajadores Migrantes y otras organizaciones.

Se violan “las regulaciones de seguridad” y los TATM e inmigrantes que efectúan esas tareas agrícolas “sufren seguido condiciones peligrosas” de trabajo, mientras se nota una ausencia de agencias gubernamentales encargadas de aplicar las regulaciones, indicó.

El estudio, efectuado a partir de entrevistas -53 con inmigrantes de India y 86 trabajadores temporales mexicanos-, incluye una revista de las “mejores prácticas” en otras áreas laborales.

Los autores del estudio quieren asegurar que estos trabajadores agrícolas “no queden relegados a un estatuto de segunda clase” que los explota, amenaza y silencia mientras pone sus vidas en peligro, según Arlene McLaren, profesora emérita de sociología en la Universidad Simon Fraser.

Se destaca que los TATM y los inmigrantes son expuestos de manera rutinaria, ya que no se les facilitan equipos de protección ni entrenamiento, a pesticidas, gases para madurar los frutos en los invernaderos y otros químicos.

Además son regularmente transportados por los contratistas en camionetas que violan las reglas de seguridad, y no son respetados los estándares mínimos de salud y seguridad, como el acceso a instalaciones sanitarias y agua potable en los lugares de trabajo.

El estudio pone en evidencia que desde 2001 hubo una baja de 62 por ciento en las inspecciones de las autoridades de Trabajo de Columbia Británica, y de 73 por ciento en las “ordenes de prevención”.

En términos salariales el promedio es de ocho dólares la hora y no existe el pago de horas extras aun cuando estos trabajadores laboran de 10 a 12 horas diarias y de seis a siete días por semana.

También se constata que el alojamiento proporcionado a los TATM están por debajo de los estándares admisibles.

Uno de los trabajadores temporales entrevistados, de nacionalidad mexicana, que dijo llamarse Juan y tener 38 años, afirmó que trabajaba 14 horas diarias y siete días a la semana, con solo dos días de descanso al mes.

Afirmó que su libertad estaba limitada porque compartía vivienda “en un trailer” con otras 12 personas: “Fue una mala experiencia”, dijo.

Jim Sinclair, presidente de la Federación del Trabajo de Columbia Británica, afirmó que los resultados del estudio muestran que los trabajadores agrícolas deben tener los mismos derechos que el resto de los trabajadores.

“El gobierno tiene que aumentar las inspecciones de las granjas y restaurar los equipos de vigilancia proactiva”, dijo Sinclair.

Para el economista David Fairey, uno de los autores del estudio, el gobierno debe eliminar el actual sistema de contratación de las granjas y adoptar un modelo de contratación regulado, que será favorable tanto para los granjeros como los trabajadores agrícolas.

Ese modelo permitirá proveer transporte seguro y evitar trágicos choques y muertes de trabajadores agrícolas, como sucedió en marzo del 2007 cuando tres mujeres inmigrantes murieron cerca de la localidad de Abbotsford, en esa provincia canadiense.

También se recomienda el cambio en el sistema de contratación para los TATM que llegan a Colombia Británica, y que se elimine el contrato directo con los granjeros para poner fin a los “regresos arbitrarios” a México cuando se quejan de las condiciones laborales.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login