Surgen más propuestas para centros de entrenamiento tipo Blackwater

San Diego.- Por lo menos otras dos empresas de seguridad privada propusieron abrir centros de entrenamiento en California, uno de ellos en la frontera con México, después de que una corte permitió a Blackwater abrir uno de esos sitios.

Tom Hembree, miembro del cabildo del condado Imperial, dijo que otra empresa de seguridad quiere instalar un campo de entrenamiento de manejo y tiro con armas de fuego cerca de Ocotillo, una zona semidesértica a unos 200 kilómetros al este de San Diego.

Un experto en Blackwater, Raymond Luzt, dijo a Notimex que esa no es la única propuesta que ha surgido después de que esta empresa obtuvo en días pasados el permiso de una corte federal en San Diego de operar en la frontera, pese a la oposición de la población.

“Son proyectos de ex infantes de marina. Otro más planean abrirlo en Riverside con el nombre de ‘El Rancho’”, dijo Lutz, identificado como uno de los principales opositores a la expansión de Blackwater en San Diego.

Indicó que el director de la nueva propuesta para abrir un campo de entrenamiento cerca de la frontera, Brandon Webb, ha señalado que impediría que Blackwater usara sus instalaciones, si éstas eran autorizadas por el cabildo del condado Imperial.

Sin embargo, Lutz dijo que esto es difícil de creer, al recordar que en San Diego fueron otras dos compañías intermediarias las que lograron obtener el permiso para Blackwater.

Destacó además que las fuerzas armadas estadounidenses tienen prohibido por la ley Comitatus involucrarse en asuntos civiles, como la detención de indocumentados, mientras que los ex militares carecen de legislaciones.

Indicó que otro grupo pretende instalar un campo de entrenamiento policial que llevaría el nombre de “El Rancho”.

Lutz consideró que este proyecto pertenece a una corporación identificada como Prince Group, que es la propietaria de Blackwater Internacional.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login