.Influyó Ignacio Ramírez con su proceder en las sucesivas generaciones.

México, 22 Jun (Notimex).- El escritor, poeta, periodista,
abogado, político e ideólogo liberal mexicano Ignacio Ramírez, mejor
conocido como “El Nigromante”, nació el 23 de junio de 1818 y
participó junto con otros personajes en los momentos históricos que
cambiaron el rumbo de su patria, influyendo así en las sucesivas
generaciones.

Ignacio Ramírez Calzada, su nombre completo, nació en San Miguel
el Grande, hoy San Miguel de Allende, Guanajuato. Fue hijo de don
Lino Ramírez y de doña Sinforosa Calzada, indígenas.

Inició sus estudios en Querétaro, ciudad natal de su padre, y en
1835 fue inscrito en el Colegio de San Gregorio, en esta capital,
donde estudió artes. En 1841 comenzó estudios en Jurisprudencia y en
1845 obtuvo el título en la Universidad Pontificia Nacional.

Ingresó a los 19 años de edad en la Academia Literaria de San
Juan de Letrán, integrada por los hombres más ilustrados de la época.

Es célebre en los anales literarios de México la presentación de
Ramírez en dicha Academia, donde leyó un discurso sobre un tema tan
controversial que entonces hizo el efecto de una explosión de
dinamita. Ahí expresó: “No hay Dios; los seres de la naturaleza se
sostienen por sí mismos”.

Fue aceptado no obstante las protestas que causó su tesis tan
revolucionaria y el discurso que petrificó de estupor a la asamblea.
Sin embargo, sería exaltado como el primer orador y más tarde como el
mejor escritor de su tiempo.

Por otra parte, se inició en el periodismo en 1845, al fundar
con Guillermo Prieto y Vicente Segura, la publicación periodística
Don Simplicio, donde firmó sus artículos con el seudónimo “El
Nigromante”.

Sus colaboraciones se distinguieron por ser flameantes artículos
y agudos versos satíricos, en donde hacía una terrible censura a los
actos del gobierno conservador, lo que provocó que el periódico fuera
suprimido y “El Nigromante” encarcelado.

En 1846 fundó el Club Popular, donde divulgó sus ideas liberales
avanzadas en materia de reforma política, económica y religiosa, por
lo que, otra vez volvió a la prisión.

Al obtener la libertad, el gobernador del Estado de México en
ese entonces, admirador de los talentos de Ramírez, lo invitó para
organizar su gobierno y éste correspondió trabajando día y noche en
la reconstrucción administrativa y también en la defensa del
territorio nacional invadido por los estadounidenses.

Sigue
Influyó Ignacio Ramírez/dos/estadounidenses.
.
Para predicar con el ejemplo, se presentó en el frente junto con
el gobernador Olaguíbel a la batalla de Padierna; y a pesar de los
gastos que demandaba la guerra, restableció el Instituto Literario de
Toluca, donde Ramírez fue catedrático de Derecho y de Literatura.

Los padres de familia de los alumnos de Ramírez, no obstante su
irreprochable conducta, se alarmaban por sus ideas liberales y
pidieron su separación del Instituto. Posteriormente fue jefe
político en el estado de Tlaxcala de 1848 a 1850.

Después, a fines de 1851, arribó a Sinaloa donde ya se
encontraba su hermano Miguel Ramírez, y el gobernador de esa entidad,
Plácido Vega, promovió su candidatura a diputado federal por esta
entidad, defendiendo el liberalismo en el Congreso de la Unión.

Posteriormente Ramírez viajó a Baja California donde descubrió
la existencia de zonas perlíferas y canteras de mármol, sobre las que
escribió brillantes artículos que revelaron aquella riqueza.

En 1853 radicó por un tiempo en la Ciudad de México. Por sus
críticas a Antonio López de Santa Anna permaneció once meses en
prisión, la mayor parte del tiempo encadenado. Al triunfo de la
Revolución de Ayutla fue liberado y fungió como secretario personal
de don Ignacio Comonfort.

Al advertir que Comonfort falseaba sus principios liberales,
renunció a su puesto para afiliarse con Benito Juárez, Melchor Ocampo
y Guillermo Prieto en el Partido Liberal y combatir con su pluma al
renegado.

Cabe mencionar que en la Historia del Congreso Constituye

You must be logged in to post a comment Login