Condena Iglesia acusaciones contra Marcinkus, el “banquero de Dios”

Ciudad del Vaticano.- El Vaticano condenó el martes en duros términos la publicación de acusaciones contra el fallecido Paul Marcinkus, “el banquero de Dios”, por supuestamente haber inducido la misteriosa desaparición de una joven italiana.

El director de la sala de prensa de la Sede Apostólica, Federico Lombardi, fustigó que se haya revivido el caso gracias a la divulgación periodística de información no verificada proveniente de un testimonio “dudoso”.

“Se divulgan acusaciones infamantes sin fundamento hacia monseñor Marcinkus, muerto desde hace tiempo e imposibilitado de defenderse”, indicó en una declaración oficial.

En estos términos la Curia Romana respondió a una serie de publicaciones periodísticas de los últimos días que señalan al ex director del Instituto para las Obras Religiosas (IOR) como autor intelectual del secuestro de Emanuela Orlandi.

Raptada hace 25 años (22 de junio de 1983) la muchacha era hija de un empleado de la Casa Pontificia del Vaticano; desapareció sin dejar rastro en las cercanías de la Basílica del Apollinare de Roma, a unos metros de Plaza Navona.

Los medios difundieron parte de un testimonio reservado (aunque con incongruencias) de Sabrina Minardi, ex amante del conocido mafioso Enrico de Pedis, capo de una de las bandas criminales más temidas en Italia en la década de los 80.

“Emanuela Orlandi fue raptada por orden de Marcinkus. Después de estar secuestrada en un departamento del centro de Roma fue asesinada y su cuerpo, en un saco de plástico, fue tirado a una hormigonera”, dijo.

Al respecto Lombardi afirmó este martes que los reportes periodísticos reavivan “el profundo dolor de la familia Orlandi sin demostrar respeto y humanidad hacia personas que ya sufrieron demasiado”.

Agregó que no es su deseo interferir con las tareas de la magistratura en su debida verificación rigurosa de hechos y responsabilidades.

“Pero al mismo tiempo no se puede no expresar una viva pena y reprobación por modos de información más cercanas al sensacionalismo que a las exigencias de seriedad de la ética profesional”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login