Egipto exige a Hamas liberar a soldado israelí

Por Rubén Medina. Colaborador

Jerusalén.- El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, anunció el martes que no abrirá la frontera entre su país y la franja de Gaza hasta que el palestino Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) libere al soldado israelí Gilad Shalit.

Al reunirse con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, el mandatario egipcio prometió respaldar su exigencia de liberación de Shalit, secuestrado en 2006 por el grupo extremista palestino, informaron fuentes diplomáticas israelíes.

Olmert viajó este martes a la ciudad egipcia de Sharm El-Seij, en la península del Sinaí, para entrevistarse con Mubarak, mediador de la tregua que se decretó el jueves pasado en la franja de Gaza.

La tregua fue violada por primera vez el lunes con el lanzamiento de un mortero palestino contra una comunidad israelí que se ubica al lado de la frontera.

Ninguna organización confirmó haberlo disparado, pero se cree que detrás del ataque está la Yihad Islámica, dos de cuyos hombres murieron previamente en una operación israelí en Nablus, ciudad de Cisjordania.

Las conversaciones egipcio-israelíes están destinadas precisamente a afianzar la situación de alto el fuego, y ver las posibilidades de que ésta se convierta en una vía de escape a más de dos años de violencia.

Según el acuerdo de alto el fuego alcanzado, que debe estar vigente seis meses, Israel y Hamas deben negociar en ese periodo la liberación de Shalit, secuestrado un día como mañana hace dos años, a cambio de presos palestinos.

Las negociaciones del canje están detenidas debido a que la lista de 450 presos que Hamas envió a Israel por medio de El Cairo incluye 30 pesos pesados del terrorismo, que Jerusalén se niega a poner en la calle.

Según fuentes diplomáticas israelíes, Olmert pidió a Egipto que acelere las negociaciones para la liberación de Shalit y que reciba esta misma semana a su negociador Ofer Dekel.

También está sobre la mesa la anulación del bloqueo de Israel a la franja de Gaza, impuesto desde que el soldado fue secuestrado en una operación de guerrillas palestinas.

Hamás demanda que no sólo se abran los pasos con Israel sino también el de Rafah, en la frontera con Egipto, pero Israel sostiene que no aceptará esa posibilidad hasta que no vea a su soldado sano y salvo, y pidió a Mubarak que respete esa decisión.

La apertura de Rafah depende de un acuerdo entre Israel, Egipto y la Unión Europea, ya que así lo firmaron en 2005 en un acuerdo que por primera vez dio una puerta independiente a los palestinos al exterior.

Mubarak y Olmert estuvieron reunidos durante una hora en privado, y después siguieron las conversaciones con sus respectivos equipos negociadores. El diálogo tuvo lugar en un hotel de la famosa localidad egipcia a orillas del Mar Rojo.

Al iniciarse la entrevista, el jefe del Gobierno israelí agradeció públicamente a Mubarak sus gestiones para la tregua, que le llevó fraguar casi dos meses.

“Entre Egipto e Israel hay una asociación estratégica, y tu decisivo liderazgo para alcanzar la calma es apreciado por la comunidad internacional y por Israel”, afirmó el mandatario visitante.

También se habló en la ronda negociadora de los esfuerzos de Egipto para neutralizar el contrabando de armas hacia la franja palestina, a través de túneles que cruzan la frontera.

“Ha sido una visita muy positiva en un ambiente bueno. Los egipcios se esforzaron en todo momento para demostrar que quieren ayudar, sobre todo en la estabilización del alto el fuego”, dijeron las fuentes de la comitiva de Olmert.

Olmert regresará este mismo martes a Israel, donde le espera mañana una dura sesión en el Parlamento para la disolución de la Cámara.

La propuesta fue presentada por el Partido Laborista, miembro del gobierno, con la intención de forzar la dimisión del primer ministro, sospechoso desde hace dos meses de un caso de soborno.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login