Fortalece Francia relación con israelíes y palestinos

Por Adriana Puerta.

Jerusalén.- Las relaciones de Francia con Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) resultaron fortalecidas tras la visita de tres días efectuada por presidente Nicolas Sarkozy a Medio Oriente.

A Francia le gustaría expandir la cooperación con Israel en los campos de seguridad, economía, educación y cultura”, dijo el martes Sarkozy en una conferencia de negocios que se realizó en el hotel rey David de Jerusalén, un par de horas antes de su despedida.

Sarkozy arribó el domingo en la tarde a Israel en compañía de su esposa Carla Bruni y desde entonces, comenzó una intensa agenda que incluyó entrevistas con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, el presidente Shimon Peres, el líder de la oposición Benjamín Netanyahu y con empresarios israelíes.

El mandatario francés también se entrevistó con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, un grupo de intelectuales palestinos y líderes de la comunidad cristiana en Israel.

El diario israelí Haaretz ha definido a Sarkozy como el presidente francés más cercano a Israel desde su creación en 1948 y el columnista Calen Ben David del diario The Jerusalem Post resaltó su buena actitud hacia el Estado judío, visible en sus declaraciones.

“Israel es un amigo de Francia y permanecerá a su lado cuando su seguridad o existencia son amenazadas. Aquellos que piden la destrucción de Israel siempre tendrán a Francia bloqueando su camino. Francia permanecerá al lado de Israel”, dijo Sarkozy quien tiene un abuelo judío al igual que su esposa Carla.

Agregó Sarkozy: “Yo les pido confiar en nosotros porque queremos ayudar. Francia está preparada para dar su garantía y está lista para movilizar su servicio diplomático, fuerzas, soldados”.

El mandatario francés hizo alusión con estas palabras al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, quien ha pedido la destrucción de Israel en repetidas ocasiones.

A pesar de que las relaciones entre Israel y los anteriores mandatarios franceses fueron mas lejanas y frías, Francia fue el país que dotó a la Fuerza Aérea Israelí de modernos aviones de combate antes de la Guerra de los Seis Días en 1967.

Además colaboró a que tuviera un reactor nuclear, en el que según medios extranjeros Israel ha fabricado bombas atómicas.

Según el columnista israelí Calen Ben David, estas palabras son las más cálidas que haya dicho un presidente francés a Israel y agrega que antes de la visita de Sarkozy, sólo eran recordadas aquellas frases que el presidente francés, Jacques Chirac, pronunció en 1996 mientras paseaba por la Ciudad Vieja de Jerusalén.

“Estoy empezando a tener demasiado de esto. ¿Quieren que regrese en mi avión a Francia?. ¿Eso es lo que quieren? Dejénlos”, dijo Chirac visiblemente indignado cuando los guardias de seguridad israelíes intentaban apartar a varios residentes árabes que intentaban acercarse a él.

Aunque Sarkozy considera la creación de Israel como uno de los eventos principales en la historia del siglo XX y defendió su existencia como refugio del pueblo judío, esto no le impidió hablar de la creación de un Estado palestino y de la importancia de que Jerusalén sea también la capital de ese Estado.

“No habrá paz sin una solución al problema de los refugiados palestinos. Reconocer Jerusalén como capital de dos Estados y terminar la expansión y construcción de asentamientos son condiciones para la paz”.

Añadió que “no habrá paz si los palestinos no combaten el terrorismo. Cada lado tiene que hacer un esfuerzo. La paz tampoco será posible si los palestinos no se pueden mover libremente”.

La presencia de Sarkozy sólo pudo ser opacada por su esposa, Carla Bruni quien se convirtió en el centro de las miradas desde que descendió del avión al inicio de la visita, con anteojos de sol y un vestido estilo safari de color café que fue mencionado en los principales medios israelíes, acostumbrados a informar sobre asuntos trascendentales relacionados con la paz, la guerra o la muerte.

Ni los diarios israe

You must be logged in to post a comment Login