Infecciones de alimentos podrían combatirse mejor

LOS ANGELES, CA (ConCiencia) – El reciente retiro de los tomates del mercado que ocurrió recientemente en el país debido a la amenaza de la salmonela, una enfermedad que puede ser fatal en las personas con un débil sistema inmune como los niños y adultos mayores, podría ser tan solo el comienzo de una epidemia de infecciones que se transmiten a través de los alimentos.

Seguida de los recientes retiros del mercado de la espinaca y la mantequilla de maní, solo días después de que la epidemia de la salmonela se expandiera a través del consumo de tomates, la FDA anunció que más 150 personas en 17 estados contrajeron la enfermedad.

“No podemos esperar al próximo retiro de comida”, dijo Ann Louise Gittleman, pionera en temas de nutrición y autora de dos libros. “No hay que esperar a convertirse en una víctima”.

Según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el nombre salmonela responde a un grupo de bacterias que se puede trasmitir a través de los alimentos como las aves crudas, huevos, carnes, vegetales y frutas sin lavar. Los síntomas de alguien infectado con salmonela incluyen fiebre alta, vómitos y dolor en el abdomen.

“La salmonela es una bacteria bastante temerosa”, dijo Gittleman. “No se puede determinar si la comida ha sido contaminada hasta que uno se enferma”.

Las infecciones que se contagian a través de los alimentos se deben en parte a la falta de regulación que existe en la producción y manejo de los alimentos en la industria agrícola, así como también a la falta de información que existe entre los consumidores y lo que comen.

“Si comes fuera no sabes realmente dónde fue cultivada tu comida”, dijo Gittleman, por lo que recomienda evitar las ensaladas al comer fuera. Por otro lado, admite que los gérmenes están en todos lados y pueden transmitirse no sólo a través de los alimentos sino también a través de las personas. “Uno puede recoger gérmenes de hasta su celular”.

Evitar comer fuera es una solución, pero no la más realista o práctica. Por eso, Gittleman recomienda protegerse contra las infecciones de alimentos a través de la propia alimentación. Ciertos alimentos como el yogurt y las aceitunas contienen probióticos o “bacteria buena”. Esta bacteria vive en los intestinos y es capaz de combatir efectivamente la bacteria dañina.

Por eso, un mayor consumo de alimentos que contienen probióticos podría ayudar a proteger mejor a las personas contra futuras infecciones en el organismo. Pero por lo pronto y hasta nuevo aviso, es mejor que evite los tomates.

You must be logged in to post a comment Login