.El nombre del astrónomo Charles Messier, ya está escrito en la Luna.

México, 25 Jun (Notimex).- El destacado astrónomo francés
Charles Messier, fue honrado en 2007 en forma póstuma, por la
comunidad astronómica, al bautizar con su nombre un cráter de la
Luna.

Messier, quien nació el 26 de junio de 1730, creó a finales del
siglo XVIII un catálogo con más de cien objetos que aún hoy siguen
siendo el corazón de las observaciones astronómicas.

Además sostuvo que los cometas anunciaban eventos en la Tierra y
también ubicó algunos de los mejores cúmulos, nebulosas y galaxias
del cielo. La galaxia de Andrómeda, por ejemplo, se conoce como M 31.

Nacido en Badonvillier, en Lorraine (Francia), fue el décimo de
12 hermanos de una modesta familia francesa y desde muy joven inició
su afición por la astronomía, cuando a los 14 años de edad observó un
cometa y más tarde el eclipse lunar de 1748.

Tiempo despúes, el joven Charles fue contratado por el astrónomo
de la marina, Joseph Nicolás Delisle, quien le encomendó copias de
mapas geográficos; fue en esta época cuando comenzó sus primeros
trabajos en el observatorio del Hotel de Cluny.

En 1757, utilizando cálculos de Delisle, Messier emprendió la
búsqueda de cometas, labor por la cual ha sido reconocido en la
historia de la astronomía, hasta la actualidad.

Durante esta búsqueda detectó la presencia de múltiples objetos,
cuya apariencia era muy similar a la de los cometas, para un año
después, el 28 de agosto de 1758, comenzar a catalogarlos con el fin
de no tener confusiones posteriores en sus observaciones.

El primer objeto que incluyó en la lista fue la Nebulosa del
Cangrejo, en Tauro, a la que catalogó como objeto Messier 1 (M 1).

Ese mismo año clasificó los objetos de M2 a M40, para en 1764
hacerse miembro extranjero de la Royal Society, de Inglaterra. Más
tarde encontró el cúmulo globular M41, ingresó a la Academia de
Berlín y fue reconocido por la Academia de San Petersburgo, en Rusia.

En 1769, un año antes de ingresar a la Academie Royale des
Sciences, de París, publicó su primer catálogo astronómico, que ya
contaba hasta el objeto M 45.

Durante 1771 localizó cuatro objetos nebulosos M46 a M49. En los
años siguientes, la búsqueda de elementos astrales disminuyó,
describiendo sólo M50 en 1772 y para 1773 encontrar una segunda
compañera brillante de Andrómeda M110.

Su búsqueda de objetos celestes fue interrumpida en 1781 por un
accidente en una grieta de hielo, en la que cayó a 25 pies de
profundidad, hecho que le ocasionó un severo politraumatismo, que lo
mantuvo incapacitado durante un año.

Cuatro años más tarde fue nombrado editor asociado del
“Connaissance des Temps”, hasta que con la llegada de la Revolución
Francesa, las cosas cambiaron en Europa.

En esos años, Messier perdió su salario y pensión y su esposa
murió en 1798, sin que hubieran tenido hijos. Después de esa
dolorosa pérdida, el astrónomo vivió sólo por algún tiempo, hasta que
compartió su vida con una viuda, Madame Bertrand.

En sus últimos días obtuvo una alta posición, cuando Napoleón
Bonaparte le impuso la Cruz de la Legión de Honor, en 1806, aunque
más tarde destruiría gran parte de su reputación científica en un
elaborado ensayo dedicando el gran cometa de 1769, año en que había
nacido el emperador francés.

Lo anterior lo condujo a ser el último científico serio que
sostuvo que los cometas anunciaban eventos en la Tierra.

En 1815, Messier sufrió un infarto cerebral que lo dejó
parcialmente paralizado. Después de una larga convalecencia, atendió
varias reuniones académicas, pero su vida diaria se volvió más
difícil, hasta su muerte, ocurrida el 12 de abril de 1817.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login