Nace en Canadá primer sindicato de trabajadores inmigrantes

Montreal.- Trabajadores inmigrantes en Canadá fundaron su primer sindicato en Portage La Prairie, provincia de Manitoba, y firmaron un convenio laboral colectivo trienal, que cubre a 60 empleados de una granja, en su mayoría mexicanos.

Organizado por el Sindicato Unido de Trabajadores del Comercio y Alimentación (UFCW, por sus siglas en inglés) la organización nació hace unos días, gracias a la decisión del Tribunal de Relaciones Laborales de Manitoba.

El UFCW también logró que un grupo de trabajadores inmigrantes de granjas en Québec, en su mayoría mexicanos, se adhirieran al sindicato para obtener la acreditación sindical, aunque el proceso no ha culminado.

El pasado viernes 20, los 60 empleados de la granja Mayfair Farms, cerca de Portage La Prairie, firmaron un convenio que incluye aumentos salariales por cada uno de los tres años, un procedimiento para quejas y un sistema para asignar los pagos por horas extras.

Robert Zeigler, presidente del Local 832 del UFCW, dijo a la emisora pública Canadian Broadcasting Corp. (CBC) que el contrato laboral mejorará las capacidades de las granjas para contratar a los trabajadores inmigrantes.

En tanto que en el sindicato, dijo Zeigler, “estamos tratando de hallar mejores condiciones laborales”.

Es posible, añadió, que otras granjas acepten la formación de sindicatos de inmigrantes que llegan al país bajo acuerdos bilaterales para trabajar durante unos meses.

En la provincia de Manitoba la legislación laboral autoriza automáticamente la certificación sindical cuando la mayoría de los trabajadores y empleados se adhieren a un sindicato.

La granja Mayfair Farms recurrió a los tribunales aduciendo que los inmigrantes están bajo jurisdicción federal, porque llegan a Canadá gracias a un programa federal, pero el Tribunal de Relaciones Laborales determinó que se aplicaba la ley provincial.

Esta decisión fue tomada aun cuando 43 de los 60 trabajadores firmaron declaraciones afirmando que habían sido engañados por el UFCW y que no querían ser parte de un sindicato.

El Tribunal de Relaciones Laborales ignoró estas declaraciones, porque si realmente quieren anular el sindicato, los trabajadores migratorios podrán hacerlo a partir de la finalización del primer año del convenio laboral.

Algunos de los granjeros que importan la mano de obra temporal de México, Guatemala, países del Caribe y hasta de India en lugares como la provincia de Columbia Británica, afirman que esa contratación no será rentable si se permite la sindicalización.

Entre los trabajadores agrícolas inmigrantes hay división, porque algunos temen que una sindicalización les cortará el número de horas semanales que pueden trabajar, mientras que otros creen que es necesaria para mejorar las condiciones laborales.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login