Rescatan partituras históricas novohispanas del siglo XVIII.

* Serán presentadas en disco compacto y con un concierto.

México, 25 Jun (Notimex).- Tras permanecer ocultas por más de
dos siglos en los archivos de la Catedral Metropolitana, las 34
sonatas de un manuscrito anónimo que datan del siglo XVIII serán
interpretadas y presentadas este jueves 26 de junio en el Alcázar del
Castillo de Chapultepec.

En un comunicado, el Instituto de Investigaciones Estéticas de
la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que las
partituras serán presentadas por especialistas de institución y
ejecutadas por el ensamble Fraillicum.

Precisó que los documentos históricos que sobrevivieron a
siniestros, catástrofes y guerras serán exhibidos en una caja
contenedora y comentadas por la investigadora Lucero Enríquez.

El valioso material también editado y organizado por Enríquez
consta de una introducción, copia facsimilar del manuscrito original,
partitura editada con criterio URTEXT, otra con cifras para el bajo
continuo y la consiguiente propuesta de realización armónica, así
como un disco compacto, entre otros documentos.

Escritas con finura y pulcritud, las sonatas son obras de corto
formato (binarias, ternarias, pluriseccionales y cíclicas),
estructuradas en el binomio lento-rápido.

Utilizando un discurso coherente y claro, sencillo, fluido y
conciso, explicó el Instituto de la UNAM, el compositor anónimo da
una muestra de conocimiento y maestría en el manejo de los estilos
europeos que estaban vigentes en el tercer cuarto del XVIII.

A la fecha, son muy pocas las obras profanas, puramente
instrumentales, escritas durante el período 1720-1780 que han sido
encontradas en lo que fuera el reino de la Nueva España, indicó.

Si ya por este hecho estas obras resultarían notables, más lo
son por su número (originalmente 53), haber sido escritas por un
mismo autor, estar integradas en una colección que sigue un
ordenamiento tonal y ser música del más puro “stylo phantastico”,
refirió.

Así es como algunos teóricos europeos de principios del siglo
XVIII denominaban a la música instrumental que, por no estar sujeta a
un texto cantado ni a un ritmo danzable, era enteramente fruto de la
fantasía creadora de su autor: a la que en el siglo pasado solía
darse el adjetivo de absoluta, recordó .

Pero es la calidad musical de estas pequeñas obras y sus
características particulares y de conjunto, puntualizó, lo que
acrecienta la importancia de esta colección, que sobrevivió a
siniestros, catástrofes y guerras pero no a la ambición humana.

Sigue

Rescatan partituras. dos. humana

Lo anterior, indicó, porque el manuscrito llegó a ver la luz en
una microfilmación hecha por Thomas Stanfford en 1967, clasificado
como “Legajo de sonatas y minuetos, siglo xviii. Archivo de la
Catedral Metropolitana. Serie música sacra. Sección de microfilmes.
Biblioteca del Museo Nacional de Antropología e Historia, México,
D.F., rollo 9.4.5.1.I).

Si ya entonces estaba incompleto y mutilado, las 34 sonatas que
aún quedaban fueron sustraídas del archivo catedralicio en algún
momento posterior a esa fecha y anterior a 1994, año en el que se
inició el rescate de cada documento del archivo de música de la
Catedral.

Agotado y hoy vuelto a imprimir, el documento contiene la
grabación de las 34 sonatas en la propuesta instrumental e
interpretativa del Trío Barroco de México, integrado por María Díez
Canedo (flauta travesera barroca y flauta soprano de pico), Abraham
Rechthand (violín), la propia investigadora Enríquez (clavecín) y,
como invitada del trío, Gabriela Villa (viola da gamba).

La presentación de la edición correrá a cargo del doctor en
musicología por la Universidad de Chicago, Drew Davies, actualmente
profesor de la North Western University, especializado en música
novohispana del siglo XVIII.

Estarán también la maestra de la Escuela Nacional de Música,
Luisa Durón, y el ex director artístico de la Orquesta Filarmónica de
la Ciudad de México, Francisco Viesca, quienes esta

You must be logged in to post a comment Login