Bolivia: personal de Usaid se retira de Chapare tras ultimátum de cocaleros

LA PAZ (AFP) – Personal del programa de cooperación estadounidense Usaid empezó su retiro de la zona cocalera de Chapare en Bolivia luego de que campesinos decretaran su expulsión por considerar que sus miembros alientan una conspiración contra Evo Morales, quien refrendó este jueves esa acusación.

La salida del equipo técnico del Chapare, una zona donde Usaid ha invertido millones de dólares desde la década del 80 para reconvertir la coca con cultivos lícitos, se produjo poco después de que los sindicatos cocaleros afectos al gobierno anunciaran su expulsión, reportaron desde el lugar medios locales.

La información, confirmada a la AFP por una fuente de un organismo cooperante de Estados Unidos que requirió el anonimato, surgió a la par del deseo manifiesto expresado por el presidente Morales de que el Chapare se convierta “en una zona libre del imperialismo norteamericano”.

Durante un acto político el gobernante saludó el jueves la decisión de los labriegos, de quienes es líder hace casi dos décadas, cuando comandó la resistencia a los planes de los gobiernos de turno de eliminación de coca, con apoyo financiero de Estados Unidos.

El líder de los campesinos del Chapare e influyente dirigente del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Julio Salazar, confirmó que una primera acción para que el programa de Estados Unidos salga de la zona fue retirar los logotipos de las oficinas donde operaba.

“Es cierto que hemos comenzado a sacar todos los letreros que tienen el nombre de Usaid, para poder declarar al Chapare una zona libre de la intervención de Estados Unidos”, acotó el dirigente, quien también pidió la expropiación de esos bienes para beneficio de la población local.

Entre tanto, la Embajada de Estados Unidos en La Paz dijo que no recibió ninguna comunicación del poder Ejecutivo para la salida de Usaid del Chapare y se limitó a expresar que “continuamos preocupados por la seguridad de todo nuestro personal, incluyendo aquellos que se encuentran en Chapare y La Paz”.

El presidente Morales, un duro crítico de Washington, descartó este jueves un rompimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, a quien -sin embargo- acusó de conspirar contra su gobierno, por intermedio de su embajada y Usaid.

“En Bolivia ¿quién encabeza la conspiración contra el gobierno, contra el indio (como él mismo se llama por su origen aymara)?: es Usaid, es la embajada de Estados Unidos”, afirmó Morales, durante un acto político en un poblado rural de la región de Chuquisaca (sudeste).

Fuertemente confrontado con Washington, Morales aclaró que a pesar de esa situación “nosotros nunca vamos a romper relaciones, somos de la cultura del diálogo, vamos a tener relaciones con todo el mundo, pero en el marco de un respeto mutuo entre gobiernos y países, relaciones no para someternos, ni para que nos sometan”.

En la misma línea de despejar temores de un agravamiento de las relaciones entre Washington y La Paz, el canciller David Choquehuanca dijo que lo que ocurre “no es grave” y demandó a la prensa local “no magnificar las cosas”, porque varios convenios bilaterales seguirán operando.

Sin embargo, el secretario de Hacienda de la Prefectura de Cochabamba, Javier Gutiérrez, entidad opositora a Morales y que tiene jurisdicción política sobre el Chapare, dijo que la salida de Usaid de la zona provocará un daño de unos “123 millones de dólares” que se destinaban anualmente para desarrollo agrícola.

You must be logged in to post a comment Login