.Son cascadas del East River nueva atracción turística en Nueva York.

Nueva York, 26 Jun (Notimex).- Nueva York presentó hoy lo que
será la nueva atracción del verano: cuatro cascadas repartidas a
orillas del East River, una obra del artista danés Olafur Eliasson,
con un presupuesto de 15.5 millones de dólares.

“Las cascadas de Nueva York”, como se ha bautizado esta
llamativa iniciativa, están situadas bajo el puente de Brooklyn, en
el mulle 35 de Manhattan, entre los muelles 4 y 5 del paseo de
Brooklyn Heights y en la orilla norte de Governors Island.

Allí estarán instaladas desde hoy y hasta el próximo 13 de
octubre. Las cuatro cascadas tienen entre 27 y 36 metros de alto y
recogerán 132 mil 500 litros de agua del East River por minuto, que
primero pasará por un filtro para evitar que se cuele algún pez.

Estarán en funcionamiento todos los días y al atardecer se
iluminarán con luces de colores.

A ellas se podrá llegar, además de por barco, a pie, en
bicicleta o en automóvil, y hasta se ha puesto a disposición del
público un transbordador que de forma gratuita hace excursiones de
media hora para recorrer las cuatro.

Esta obra está considerada como el proyecto de arte público más
importante desde que Christo y Jeanne-Claude desplegaron sus puertas
de color azafrán en Central Park en 2005.

El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, y el artista
Eliasson estuvieron en la inauguración en South Street Seaport.

“Las cascadas son un símbolo de la energía y vitalidad que hemos
devuelto a nuestras costas en los cinco condados de Nueva York”,
apuntó el alcalde.

“Es cierto que no había ningún manual sobre cómo instalar cuatro
cascadas en el East River, pero los técnicos han resuelto el problema
de forma creativa”. Eso sí, antes tuvieron que conseguir 30 permisos
de diversas agencias gubernamentales.

El alcalde describió la instalación como “un triunfo de la
imaginación y la ingeniería” y recordó que Nueva York es una urbe
“donde las grandes ideas pueden hacerse realidad”, con proyectos que
“estimulan el apetito artístico”.

“El arte público de gran escala es lo que hace de Nueva York el
centro cultural del mundo. Anima a los neoyorquinos y a los
visitantes de todo el mundo a vivir una experiencia que sólo ocurre
una vez en la vida”, dijo Bloomberg.

“Desde aquí la vista es impresionante. Me siento muy feliz hoy.
Ha sido un gran viaje y un tremendo desafío conseguir esto. Lo que
más me ha inspirado es el trabajo colectivo para hacer realidad este
proyecto”, declaró por su parte el creador danés.

“No se trata de mi, sino del espacio público. Ya no es mi obra
de arte, sino la vuestra. Esta pieza es ya parte de la ciudad,
pertenece a los neoyorquinos”, sentenció Eliasson.

“No quise hacer algo muy grande, sino algo ajustado a la escala
de Nueva York. Mi objetivo es que los visitantes se sientan
integrados en el espacio, que es algo que deberían hacer todas las
grandes ciudades: incluir en lugar de excluir”, añadió.

Este proyecto ha sido posible gracias al Fondo de Arte Público y
a los 13.5 millones de dólares conseguidos a través de donaciones
privadas, además de un “regalo” de dos millones del Lower Manhattan
Development Corporation.

Se prevé que esta iniciativa reporte a las arcas neoyorquinas
durante los tres meses que dure más de 50 millones de dólares, según
las autoridades de la ciudad.

De padres islandeses, Olafur Eliasson nació en Copenhague en
1967 y vive en Berlín, desde donde da a conocer sus obras, que
normalmente usan elementos de la naturaleza para evocar experiencias
sensoriales.

Su obra fue objeto el pasado abril de una retrospectiva del
Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login