.Captura policía a mafiosos que pretendían vender obra falsa de Rubens. Fue el pintor un genio del barroco.

México, 27 Jun (Notimex).- Hace apenas unos días, la policía de
Italia y España logró la captura de un grupo de estafadores que
pretendía vender obras falsas renacentistas, entre ellos, “Joven
lectora”, del maestro del barroco Pedro Pablo Rubens.

Sobre éste último, nacido el 28 de junio de 1577 en Siegen, hoy
Alemania, se emitieron, por otra parte, a finales de 2007, cuatro
timbres postales en Bulgaria con sus obras más representativas: “La
unión de la tierra y el agua”, “Venus y Adonis”, “Escena pastoril” y
“La dama de honor de la infanta Isabel”.

Esta colección formó parte de las celebraciones europeas por el
400 aniversario del natalicio de Pedro Pablo Rubens, misma que constó
de una hoja bloque y cuatro sellos.

Conocido como “El genio del barroco”, el pintor, pese a que fue
seducido por la maestría de los grandes pintores italianos del
renacimiento, supo crear un estilo propio que lo eternizó como un
icono de la escuela flamenca.

Hijo de padres belgas, Rubens inició su formación en la Escuela
Católica y con los jesuitas en Colonia, pero al regresar su familia a
Amberes los continuó en la Escuela Latina de Rombant Verdonck, donde
conoció a Balthasar Moretus y se relacionó con los clásicos griegos y
latinos.

La escasez económica lo obligó a él y a su hermano Phillip a
dejar los estudios y a emplearse, en su caso, como paje al servicio
de la condesa Margarita de la Ligne dAremberg, viuda de Felipe de
Lalaing, en Oudenaarde.

Esta experiencia le serviría de base para aprender las maneras
cortesanas que posteriormente le serían tan útiles en sus viajes por
Europa, luego que decidió hacerse pintor.

Su aprendizaje artístico inició hacia 1591, siendo su maestro
Tobias Veraecht -pariente lejano de su madre- pintor de paisajes con
el que estudió por un tiempo.

Posteriormente se trasladó al estudio de Otto van Veen, uno de
los mejores maestros activos en aquel momento en Amberes y el que más
influyó en su estilo juvenil, además de Holbein y Durero, cuyos
grabados copiaba desde temprana edad.

Sigue
Captura policía. dos. edad.

En 1598, con 21 años, Rubens finalizó su periodo de aprendizaje
y superó el correspondiente examen de maestro ante la Guilda de San
Lucas de Amberes, corporación en la que se integraría como pintor
independiente. Van Veen inculcó a su discípulo la necesidad de acudir
a Italia para realizar un segundo aprendizaje.

Rubens emprendió su viaje a Roma, el 9 de mayo de 1600, con el
objetivo de ampliar su formación artística, estudiando las obras del
Renacimiento y la escultura clásica.

Su primera parada fue Venecia donde conoció a un noble mantuano
que le recomendó para trabajar en la corte del duque de Mantua,
Vicenzo Gonzaga, curioso personaje sincero protector del arte y de
los artistas para cuya familia ya había trabajado Tiziano, Mantegna o
Giulio Romano.

En la corte de Mantua permaneció durante casi nueve años,
sirviendo al duque tanto en cuestiones artísticas como diplomáticas.

En el verano de 1601, Rubens viajó a Roma donde trabajaba su
hermano Phillip como bibliotecario y fue allí donde llamó su atención
la pintura de Caravaggio, la Capilla Sixtina pintada por Miguel Angel
y las Stanzias de Rafael.

Fue ahí, en la Ciudad Eterna, donde tuvo su primera oportunidad
pública de demostrar sus dotes como pintor, cuando se le encargó la
decoración de una capilla de la iglesia de Santa Croce, en
Gerusalemme de Roma.

El éxito obtenido por Rubens con estas pinturas fue grande ya
que, aunque del estilo flamenco, se le considera italiano por el
manejo de los tonos, los dobleces en las telas y los fondos al siena
oscuro, que son signos clásicos de la escuela veneciana.

Por esas fechas realizó varios viajes a Génova donde pintó un
buen número de retratos de la nobleza del lugar, con una frescura y
vitalidad capaz de renovar el concepto de retrato aristocrático.

En 1608, Rubens viajó de manera urgente a Amberes, por el
delicado es

You must be logged in to post a comment Login