Congreso aprobó Iniciativa Mérida para México y Centroamérica

WASHINGTON (AFP) – El Congreso estadounidense aprobó la noche del jueves la Iniciativa Mérida, que prevé 1.600 millones de dólares de ayuda en tres años para la lucha antidroga en México, Centroamérica y el Caribe.

“Estoy muy contento de que el Senado haya aprobado esta noche la Iniciativa Mérida”, se congratuló el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, después de que sus colegas aprobaran una medida que estaba incluida en los suplementos presupuestarios, justo antes del receso del Congreso por el feriado del 4 de julio, el día de la independencia de Estados Unidos.

“La versión aprobada por el Senado es la misma que la adoptada anteriormente por la Cámara de Representantes, por lo que la ley va directamente a la mesa del presidente George W. Bush para que la firme”, añadió una fuente del Senado, descartando que ambas cámaras deban todavía compaginar sus versiones.

La Cámara recortó 50 millones, a los 450 millones dólares pedidos por Bush para México para el primer año de la aplicación de la Iniciativa, y amplió a 65 millones la suma para Centroamérica, Haití y República Dominicana.

La Casa Blanca manifestó su disconformidad con la reducción de la ayuda a México.

“No es totalmente la financiación que el presidente solicitó. Por lo tanto, el presidente no está satisfecho”, declaró el jueves Dana Perino, la portavoz de la Casa Blanca, al comentar la ley aprobada por la Cámara y antes de desear que el Senado devolviera la suma inicial de 450 millones, algo que visiblemente no consiguió.

“México y Estados Unidos compartimos un problema y tenemos que tener una solución compartida”, explicó Reid, quien admitió que su país debe asumir su responsabilidad por su demanda de droga.

“También reconocemos que tenemos que frenar el flujo de armas de fuego de contrabando que exacerben el problema”, añadió el responsable demócrata.

La primera versión de la Iniciativa Mérida que manejó el Senado establecía mecanismos para vigilar a las fuerzas armadas y policiales en materia de derechos humanos, algo que los legisladores mexicanos rechazaron por considerar que violaría la soberanía nacional.

En México, sin embargo, entonces no cayó bien que el Congreso estadounidense supeditara la iniciativa a su supervisión del uso de los recursos y el respeto a los derechos humanos.

La Iniciativa Mérida fue diseñada por Estados Unidos para combatir al narcotráfico en México, Centroamérica y el Caribe.

El proyecto lleva el nombre de la ciudad donde el presidente mexicano, Felipe Calderón, y su par estadounidense George W. Bush se reunieron en marzo de 2007.

Durante los varios meses de debate parlamentario, tanto los demócratas como los republicanos del Congreso no escatimaron elogios a la hora de saludar “la valentía” del mandatario mexicano por su decisión de luchar contra el narcotráfico.

La aprobación del Plan Mérida se produjo una semana antes de la visita a México del candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, senador por el fronterizo Estado de Arizona.

You must be logged in to post a comment Login