Admite retroceso Iglesia salvadoreña

Lima.- El obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, reconoció el viernes “cierto proceso de involución” dentro de la Iglesia que se debe superar para atender a las clases desprotegidas.

“Ese retroceso dentro de la Iglesia no responde a lo que Dios quiere y el pueblo necesita”, dijo a periodistas el jefe del clero de El Salvador durante una visita a Lima.

El religioso añadió que por eso hay un relanzamiento de la acción de la Iglesia con fuerte contenido social, un espíritu que dice que las cosas deben cambiar.

Consideró necesario trabajar de manera ordenada para conseguir un mejor nivel de vida para los pobres y que la prosperidad económica les llegue.

En esa línea, Rosa Chávez juzgó conveniente primero dar a conocer la doctrina social de la Iglesia; segundo, formar a los dirigentes de la sociedad en esa visión social y tercero, dar cuenta de que la fe tiene que encarnarse en la vida y la historia.

Admitió que el laico se metió en la sacristía y dejó el mundo abandonado y, por tanto, ahora hay que trabajar con una nueva visión, una formación y con un acompañamiento pastoral.

El jefe de la Iglesia salvadoreña recordó la primera carta pastoral del asesinado monseñor Oscar Romero, que plantea cuál sería su utopía de Iglesia: libre de todo poder temporal–militar, económico, político.

La Iglesia, opinó, debe ser audazmente comprometida con la liberación integral de las personas.

Subrayó que “si uno no hace esta opción de base, vienen muchos problemas. Ser libre no es fácil, pero ser libre vale la pena. Y esa libertad es la libertad de Jesucristo”.

El obispo auxiliar de San Salvador sucedió a Romero, quien se volvió célebre por su predicación en defensa de los derechos humanos y murió asesinado en el ejercicio de su ministerio pastoral el 24 de marzo de 1980.

El prelado añadió que han pasado 60 años de la declaración de derechos humanos, “y como ya no hay guerra muchos prefieren pensar que todo está bien”.

Pero esto, apuntó, es sólo una ilusión porque ahora la globalización económica ha hecho más grande la brecha entre ricos y pobres.

“Eso bastaría para hacer ver cómo hay que luchar por derechos sociales y políticos de la gente. Y ahora entran derechos nuevos, urgentes, como a un medio ambiente sano”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login