Niega policía de Illinois detención de indocumentados en sus cárceles

Chicago.- Las autoridades policiales del condado de Cook y Chicago rechazaron que estén deteniendo en sus cárceles a inmigrantes indocumentados, pero se negaron a atender a los activistas que han denunciado esas prácticas.

En comunicados de prensa y declaraciones a las televisoras locales, funcionarios de las corporaciones han respondido durante los últimos dos días a la polémica surgida sobre el tema.

La policía de Cook difundió este viernes un comunicado de prensa en el que asegura que en sus cárceles no se averigua el estado migratorio de los detenidos y tampoco se informa al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) sobre la presencia de indocumentados.

La portavoz de la Policía de Chicago, Monique Bond, insistió por su parte ante los medios locales que los oficiales no acostumbran seguir esa práctica y no es política de la corporación solicitar pruebas de ciudadanía o estatus migratorio.

La reacción de ambas corporaciones se debe a las protestas que realizan desde hace dos meses el sacerdote José Landaverde y el activista Jorge Mújica, quienes han denunciado que inmigrantes detenidos por delitos comunes aún están en la cárcel o siguen un proceso con el ICE.

El más reciente caso es el de Bernardo Gutiérrez, arrestado el 12 de junio pasado por la Policía de Chicago al disponerse a entrar a la construcción donde trabajaba sin una identificación, y quien ahora usa un grillete mientras espera su proceso de deportación.

“El policía llenó formas de Inmigración y avisó al ICE. Eso lo hacen en repetidas ocasiones autoridades que administran las cárceles y el alguacil del condado, que sólo trabaja para arrestar inmigrantes no criminales”, dijo Landaverde a Notimex.

Sin embargo, ninguna de las dos corporaciones policiales ha concedido una cita a los activistas para aclarar la situación de por lo menos 10 indocumentados detenidos por delitos menores que siguen presos en espera de un proceso migratorio.

“Ya hicimos muchas veces la petición de audiencia con el alguacil del condado y el jefe de policía de Chicago, pero no hay respuesta, sólo responden a través de los medios intentando desmentirnos”, expresó el religioso.

Los activistas argumentan que con estas acciones se está violando la orden ejecutiva de 1985 -del entonces alcalde Harold Washington- y la Resolución del 2007, que convierte a Chicago en “santuario de inmigrantes”.

La referida ley establece que ningún servidor público, del condado o la ciudad, está autorizado a averiguar el estado migratorio de las personas cuando se les atiende.

La policía del condado de Cook informó el jueves que se han adoptado medidas para asegurar que reclusos con “retención migratoria” no permanezcan más de 48 horas en sus cárceles, así como la habilitación de una línea telefónica en español para dar información.

Sin embargo, la corporación aseguró este viernes que todas las personas que se encuentran en custodia han sido arrestadas por la policía local y acusadas de crímenes no relacionados con las leyes de inmigración.

Asimismo, las autoridades argumentan que el ICE realiza controles de rutina en las cárceles sobre el estatus migratorio de extranjeros detenidos por departamentos locales de policía, y puede por ley mantener en “retención migratoria” a cualquier sospechoso de un crimen.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login