Rendirá el INBA un cálido homenaje a Laura Urdapilleta

* “La bailarina de México” será recordada este martes en el Palaciode Bellas Artes

México, 29 Jun (Notimex).- Laura Urdapilleta (1932-2008),
llamada “La bailarina de México” en la década de los cincuenta, será
homenajeada este martes por el Instituto Nacional de Bellas Artes
(INBA), a través del Centro Nacional de Investigación, Documentación
e Información de la Danza (Cenidi-Danza) José Limón.

Urdapilleta, recientemente, fallecida, durante décadas cautivó
al público con su belleza, temperamento y técnica, para ser
calificada por los expertos como “La bailarina de México” y “la gran
figura de la danza clásica”.

El acontecimiento, dedicado a esta gran promotora de la danza
clásica del país, precursora de varias generaciones de bailarines y
creadora de distintos públicos para la danza, se llevará a cabo en la
Sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes.

Durante el acto se proyectará un video con la semblanza de la
artista, se realizará una mesa redonda con la presencia de
personalidades cercanas a la maestra y se develará una placa como un
homenaje póstumo a su figura.

“La maestra Laura Urdapilleta desafortunadamente nos dejó este
año y a partir de su deceso decidimos hacerle este homenaje muy
merecido porque Urdapilleta fue una de las bailarinas que lograron
mayor notoriedad a nivel nacional e internacional, comentó en
entrevista, Elizabeth Cámara, directora del Cenidi-Danza.

“Su carisma le permitió ser la figura central y dotada con
cualidades naturales llegó a ser una extraordinaria intérprete a
nivel dramático”, agregó.

Resaltó la importancia de retomar la figura de Urdapilleta para
rendirle este homenaje que abordará distintos aspectos de la artista,
la relación con sus parejas de baile y cómo se entendían y dialogaban
en el escenario con los distintos personajes que representaban.

Cómo era ella como intérprete, la relación coreógrafo-bailarina,
su proceso de formación, la relación con sus maestros y cómo se dio
la coyuntura “Lago de los cisnes” y el convenio con los bailarines
cubanos, entre otros puntos, serán abordados en el homenaje.

Laura Urdapilleta nació en Guadalajara Jalisco, en 1932. Realizó
sus primeros estudios de danza clásica en la Academia de Olga
Escalona y fue discípula de Nelsy Dambré y Serge Unger.

Sigue
Rendirá el INBA un cálido/dos/Unger.
.
Su primera presentación en el escenario la realizó bailando el
pas de deux de la mazurca azul de “La Cenicienta”, y debutó
profesionalmente con el Ballet de la Ciudad de México. Además actuó
como bailarina huésped del Ballet de San Salvador, Ballet de Houston,
Ballet Theatre de Nueva York y Ballet de Guatemala.

La maestra Sylvia Ramírez, con quien compartió el escenario en
reiteradas ocasiones, señaló que el trabajo que Urdapilleta
desarrolló a favor de la danza clásica es muy importante y sirvió de
ejemplo para varias generaciones posteriores de bailarines.

“Era una persona sumamente entregada a su arte, decidió
dedicarle toda su vida a la danza, y además de que reunía grandes
cualidades físicas, también fue una persona muy artista”, apuntó.

“Me hubiera gustado que este homenaje hubiera sido en vida y que
su nombre se le ponga al Teatro de la Danza”, adujo.

En su trayectoria artística, Laura Urdapilleta llevó a escena
los papeles estelares del ballet tradicional: “Coppelia” en su
versión completa, el segundo acto del “Lago de los cisnes” y “Las
bodas de Aurora”.

Fue la primera figura en las temporadas que se ofrecieron en el
Palacio de Bellas Artes, de 1957 a 1963, con su participación estelar
en los programas de televisión.

En 1963, con el reconocimiento del INBA para la creación de una
compañía de danza Clásica, Ballet Clásico de México, que en 1974
cambió a Compañía Nacional de Danza, Laura Urdapilleta encabezó el
elenco como primera figura.

Al lado de esta agrupación amplió su repertorio con los ballets
tradicionales, como “La bella durmiente”, “La amapola roja”, “La
fille mal gard

You must be logged in to post a comment Login