.Ballet de Angel Corella estrenará en España pieza de Twyla Tharp.

México, 30 Jun (Notimex).- El ballet de Angel Corella estrenará
en España, los días 11 y 12 de julio, la obra coreográfica “In the
upper room” de la estadounidense Twyla Tharp, como parte del programa
del ciclo de música “Noches mágicas en La Granja”.

La pieza de Tharp contará con música de Philip Glass; mientras
que los otros estrenos “Clear”, del coreógrafo Stanton Welch, estará
apoyada por la música de Johann Sebastian Bach y “Bruch violin
concerto 1”, de Clark Tippet, gozará de la música de Max Bruch.

De esta manera, trabajando, es como Twyla Tharp, nacida el 1 de
julio de 1941 en Portland, Indiana, celebrará su cumpleaños número
67.

Twyla Tharp es considerada una de las coreógrafas actuales más
exigentes que existen, pues sus trabajos son electrificantes,
escandalosamente excitantes y muy energéticos.

Recientemente participó también en una producción que incluyó
tres de sus obras y que interpretó el Orlando Ballet durante su
presentación denominada “Movin up: 3”, en el Bob Carr Performing Arts
Centre, de Orlando, Florida.

En este trabajo coreográfico, los bailarines se asemejan a un
cardumen, el cual se desliza sobre un escenario de superficie
inmaculada iluminada por tubos fluorescentes (luz negra), tal como se
encuentra un acuario.

La coreógrafa es dueña de un talento que ha dado nuevos tintes a
la danza tras combinar el rigor y la disciplina clásica con el
avant-gard iconoclasta, así como la técnica de ballet con movimientos
naturales del cuerpo.

Twyla Tharp, a los pocos años de vida, tuvo que partir con su
familia, la cual se mudó al sur de California. Su padre era dueño de
una firma constructora y su madre maestra de piano, lo que a temprana
edad provocó en la incipiente artista el amor por aquel instrumento.

A los cuatro años de edad comenzó a recibir lecciones de danza y
pronto decidió aprender todo tipo de baile que le fuera posible, como
ballet, tap, jazz y moderno.

El talento y la capacidad de Twyla no encontraron sosiego con
las clases de baile, así que decidió tomar lecciones para ejecutar
varios instrumentos como violín, viola y tambores, entre otros.

Sigue
Ballet de Angel Corella. dos. otros.

La presencia y el apoyo de su madre fueron determinantes para su
éxito en distintas áreas del arte, ya que su inquieto espíritu se ha
visto complementado con las artes pictóricas y lingüísticas.

Tharp estudió en el Colegio de Pomona, para lo que tuvo que
abandonar su hogar por primera vez. En su primer año casi es
expulsada por un altercado con su novio en la capilla del plantel.

Entonces fue transferida al Colegio Barnard, en la ciudad de
Nueva York, donde estudió Historia del Arte, pero su pasión seguía
siendo la danza, de la que recibía lecciones en la misma escuela.

Su pasión por la danza encontró otro significado cuando fue
admitida en la escuela del American Ballet Theater, donde aprendió al
lado de grandes maestros de la danza moderna como Martha Graham,
Merce Cunningham, Paul Taylor y Erick Hawkins.

Al finalizar sus estudios y graduarse, Twyla decidió iniciar la
carrera de danza, lo que la llevó a participar en la Compañía de
Danza de Paul Taylor en 1963, misma que dejó para comenzar su propia
agrupación en 1965.

La Compañía de Twyla estaba compuesta por cinco mujeres y en
1969 dos hombres se le unieron. Durante cinco años lograron realizar
presentaciones de forma esporádica con nulas o mínimas ganancias
económicas.

Fue en la misma década de los años 60 cuando combinó el rigor y
la disciplina clásica con el avant-gard iconoclasta, así como las
técnicas de ballet con los movimientos naturales y cotidianos del
cuerpo, como caminar y correr. Así, Tharp enriqueció a la danza
moderna con un toque humorístico y divertido.

El trabajo de Twyla se caracteriza por el uso de música
contemporánea como el pop, haciendo de sus coreografías un acto
dinámico, impredecible y fuera de lo común en términos melódicos.

En 1985 Thar

You must be logged in to post a comment Login