Exoneran a jubilado texano que mató a dos indocumentados

Houston.- Un gran jurado de una corte del condado de Harris, en Houston, exoneró el lunes de cargos a Joe Horn, un jubilado que mató a balazos por la espalda a dos indocumentados desarmados en noviembre pasado.

A plena luz del día, los inmigrantes colombianos Diego Ortiz, de 30 años, y Hernando Riascos Torres, de 38, se metieron a robar la casa de uno de los vecinos de Horn.

La exoneración de Horn, de 62 años de edad, se da luego de dos semanas de que el gran jurado, conformado por ciudadanos del condado de Harris, comenzó a deliberar el caso.

El incidente ocurrido el 14 de noviembre de 2007 en Pasadena, un suburbio del sureste de Houston, inició un intenso debate público en esta ciudad, que se ha prolongado por meses.

Horn es visto por algunas personas como un héroe por haber utilizado la fuerza bruta y letal para proteger la propiedad privada.

Sin embargo, otras lo califican de homicida, por no haber acatado las instrucciones que recibió del operador de la línea de emergencia, de permanecer en su casa y esperar a la policía.

Horn llamó al número de emergencia 911 luego de escuchar el ruido de vidrios rotos y ver a dos hombres ingresar por una ventana a la casa de su vecino alrededor de las 14:00 horas del 14 de noviembre de 2007.

Horn notificó al operador de la línea de emergencia que poseía una pistola y que pararía a los ladrones si éstos trataban de irse antes de que llegara la policía.

El operador del 911 le rogó entonces que no interviniera, que saliera de su casa y que esperara a la policía que ya se dirigía al lugar.

De acuerdo con la transcripción de la llamada, Horn le dijo al operador que no creía que sería correcto dejar que los ladrones se escaparan.

En la grabación de la llamada se puede escuchar cuando Horn revisó su arma y avisó al operador que saldría a confrontar a los sospechosos. El operador le reiteró de nuevo que no saliera.

Aun así, Horn salió y disparó por la espalda a los ladrones cuando éstos trataban de escapar del lugar. El sonido de los balazos quedó registrado en la grabación.

La policía de Pasadena informó semanas después del incidente que un detective vestido de civil respondió a la llamada de emergencia y se estacionó frente a la casa de Horn antes de que éste disparara a los dos hombres.

El detective atestiguó el incidente pero no pudo intervenir al haber ocurrido segundos después de su llegada al lugar y aparentemente ni Horn ni los dos sospechosos sabían que un policía estaba ya en el lugar.

Ortiz y Riascos Torres murieron cerca de la casa de Horn, ambos con un balazo en la espalda.

El incidente provocó que activistas de derechos humanos organizaran una manifestación para protestar por los hechos en el vecindario donde reside Horn con su familia.

Desde entonces, el caso ha sido frecuente tema de debate en el área de Houston y también en otras partes del país al involucrar dos asuntos sensibles en la opinión pública, el derecho de poseer armas para la autodefensa y la inmigración indocumentada.

Ortiz y Riascos Torres eran indocumentados originarios de Colombia y el segundo contaba con antecedentes delictivos, al haber cumplido una sentencia en Estados Unidos por venta de cocaína y haber sido deportado en 1999.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login