Editan en México libro para prevenir ansiedad en los niños.

México, 1 Jul (Notimex).- Escrito para prevenir futuros
transtornos en los menores, el libro “Cómo curar la ansiedad de los
niños”, de Louise Reid, busca auxiliar a los pequeños y al mismo
tiempo arrancar del pie de muchos padres la dolorosa espina de la
culpabilidad.

Licenciada en Psicología, Reid habla en su libro de los
inumerables estragos y la parálisis que la ansiedad puede provocar en
personas adultas inteligentes, dotadas de coraje y voluntad.

“He sido testigo del desánimo y desesperación plasmados en los
rostros de personas que sólo querían vivir felices, pero se hallaban
encerradas en la oscuridad creada por la inquietud constante”.

Según la autora, lo que une a las personas que sufren intensa
ansiedad es la cólera que suelen experimentar hacía sí mismas, pues
se sienten como niños, totalmente desprotegidas ante temores que no
aciertan a controlar, aún sabiendo que carecen de lógica.

Esas personas se sienten como niños porque han conservado
temores y falsas creencias que integraron cuando tenían menos de
seis años. Esos temores y creencias, que han sido reprimidos y nunca
afrontados con eficacia, vuelven a manifestarse al cabo de los años.

“Durante mucho tiempo -dijo- estuve convencida de que los
problemas derivados de la ansiedad, como la depresión, el pánico y
las distintas fobias, eran términos casi exclusivos de los adultos,
pero me he dado cuenta de que los jóvenes se ven enfrentados a esos
problemas a unas edades cada vez más tempranas”.

Hay una tendencia a medicar a jóvenes salidos de la infancia con
el pretexto de tranquilizarlos. Pero no es así como van a aprender
hacer frente a la vida. No se entiende que, de esa manera, lo que les
está enseñando es a evitar precisamente enfrentarse a la vida,
subrayó.

Según la especialista, la ansiedad es simplemente inquietud, sea
cual sea la apariencia que presente o los valores que alcance; por
ello, tanto si se trata de un niño pequeño, como de un adolescente o
un adulto, la persona que experimenta ansiedad está inquieta.

En una sociedad donde abunda el divorcio y las separaciones y en
la que el niño suele ser confiado a muy corta edad a los cuidados de
guardería, éste experimenta desde muy temprano la pérdida de las
referencias que constituyen la presencia asidua de los padres.

Durante los primeros años de vida expresará este miedo a través
de llantos y de gritos a menudo estridentes que traducen la sensación
de pánico que siente. Al crecer, se dará cuenta de que la soledad no
es mortal. Pero para algunos esa inquietud permanecerá.

Sigue.
Editan en México/dos/permanecerá.

Por eso, recomienda, hay que curarlos desde su más tierna
infancia, y a poder ser, sin medicación. El niño ansioso no está
conectado consigo mismo, con sus necesidades y sus deseos. Su única
razón de ser y de vivir proviene del exterior, de los demás para
ayudarles con eficacia, es necesario reconectarle consigo mismo y
enseñarle a vivir en la realidad.

Para ayudar a los niños menores de tres años, hay juegos e
interacciones adecuadas que pueden fomentar con mucha rapidez el
desarrollo de un sentimiento de seguridad. A partir de tres o cuatro
años, dibujar se convierte en una excelente herramienta para
liberarlos de sus miedos y mantener un buen contacto consigo mismos.

Cuando se establece la lógica concreta, es decir, hacia los seis
años o siete, existen ejercicios apropiados de imágenes que permiten
que desarrollen mayor influencia sobre su sistema emotivo global.

Louise Reid es psicoterapeuta especializada en trastornos de
ansiedad. Ha elaborado un método a base de imágenes mentales que
permiten resolver rápidamente los problemas vinculados con la
ansiedad, la depresión y el pánico. Ahora presenta su más reciente
libro “Cómo curar la ansiedad en los niños, sin medicación ni
terapias” (Sirio).

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login