Casi extinta la carta escrita debido al internet: El Vaticano

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Ciudad del Vaticano.- El internet creó en los últimos años un “grave problema” a la industria postal llevando casi a la extinción a la carta escrita de puño y letra, advirtió el director de la Oficina Filatélica del Vaticano Pier Paolo Francini.

“Es un problema serio; en ciertos casos no se escribe ya para nada, es muy raro que una persona mande una carta a un amigo o conocido, viajan por correo sólo facturas, documentos pero no se escribe más por noticia”, indicó.

En entrevista con Notimex el funcionario de la Sede Apostólica estableció que la evolución de los medios comunicativos ha provocado variantes en el uso del correo. “Hoy se escribe menos, sobre esto no existen dudas”, lamentó.

Sostuvo que por el teléfono celular para el contacto por voz así como el correo electrónico para el escrito, estos sistemas acortaron ampliamente los tiempos de comunicación entre los seres humanos.

“Todo eso abrevia los enlaces, los facilita (las cosas) pero indudablemente despersonaliza (el contacto) porque la carta tenía su fascinación, la carta constituía incluso una cosa secreta”, evocó.

“Con los sistemas informáticos –apuntó- todo se redujo a los términos mínimos, los correos electrónicos tienen cierta reserva pero son preservados en las terminales de computadora por lo tanto las protecciones son bastante modestas”.

Estas circunstancias negativas, dijo, obligaron a las administraciones de los países y a los organismos postales en los últimos tiempos a discutir salidas adecuadas para la industria que registra una caída “consistente y real” en su desarrollo.

Las oficinas postales han revisado una y otra vez los tirajes de sus estampillas, ahora imprimen menos y más selectivamente. La crisis llegó también a los históricos coleccionistas de sellos postales, también conocidos como filatelistas.

Francini, responsable de todos los tirajes de sellos postales marca Vaticano (entre los más codiciados del mundo por su calidad), reconoció que desde hace tiempo se percibe una “fuerte disminución” en ese campo.

“Seguramente cambiaron las costumbres del coleccionismo filatélico, un tiempo se juntaban las estampillas usadas, se comenzaba una colección con ellas. Hoy una estampilla usada es una rareza”, ponderó.

Calificó a este hobby como de “verdadero anticuario” gracias a la globalización y la informática que han superados esos pasatiempos tanto que hablar de un “joven coleccionista” es referirse a personas de unos 40 años.

Destacó, empero, que la estampilla tal y como se le conoce en la actualidad “no desaparecerá”, aseguró. Aunque –completó- “se harán cada vez menos”.

Inmediatamente después reconoció: “los turista o peregrinos que hoy en día mandan una postal con una estampilla del Vaticano son muchos menos que hace cinco, 10 años o 15 años”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login