Destruyen en desierto de EU depósitos de agua para indocumentados

San Diego.- Cerca de 120 contenedores de agua que activistas de derechos humanos dejaron en corredores de indocumentados en el desierto de California fueron destruidos y el agua derramada en la arena, denunció el martes un activista.

El director de la organización Angeles de la Frontera, Enrique Morones, dijo a Notimex que desconocidos realizaron un extenso recorrido para asegurarse de que ningún indocumentado tuviera agua disponible para sobrevivir al caminar por el desierto.

“Este hecho demuestra la clase de mentalidad de las personas que lo hicieron. Es gente a la que no le importa probablemente ocasionar la muerte de otros seres humanos”, aseveró Morones.

Los Angeles de la Frontera habían dejado el agua en 40 lugares denominados “estaciones”. En cada estación colocan una caja grande de cartón para proteger del sol tres contenedores de agua purificada con capacidad de un galón (3.8 litros) cada uno.

Al caminar por el desierto, los inmigrantes pueden ver a distancia las estaciones porque en cada una fue colocado un tubo de unos tres metros de alto con un banderín azul, color que los activistas consideran que se puede identificar con el agua.

Morones indicó que en un recorrido realizado el pasado fin de semana para sustituir los galones de agua que habrían tomado los migrantes, se encontraron con que “todos y cada uno de los contenedores estaba cortado con un cuchillo o una navaja”.

“Las personas que lo hicieron se aseguraron de que los postes con banderines y las cajas permanecieran como si nada hubiera ocurrido”, manifestó el activista.

“Es una acción cruel (.) pensar a alguien probablemente a punto de morir que ya va a tomar agua sólo para que vea los galones vacíos”, añadió.

Morones informó este martes de los hechos al alguacil del condado de San Diego y a la Procuradría de Distrito del condado, aunque admitió que sería muy difícil probar que algún indocumentado pereció debido a que las estaciones de agua fueron vaciadas.

Sin embargo, el activista humanitarios expresó al alguacil sus sospechas de que el grupo antiinmigrante Minuteman de San Diego pudiera estar vinculado con estas acciones.

“Los Minuteman se reunieron el 14 de junio en El Cajón”, una ciudad relativamente cerca de la parte desértica de Ocotillo, donde las estaciones fueron destruidas, “y sabemos que en cada reunión de ese tipo planean alguna actividad antiinmigrante”, acotó Morones.

La zona fronteriza de California y Arizona tiene desde el inicio del verano temperaturas que oscilan en los 45 grados centígrados a la sombra, de acuerdo con el Servicio Meteorológico de Estados Unidos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login