Promete Obama ampliar programas sociales a grupos religiosos

El virtual candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, prometió el martes ampliar los programas de ayuda social en beneficio de grupos religiosos que ha impulsado el presidente George W. Bush.

“Estableceré el nuevo Consejo para Sociedades de Fe y Vecinales”, que reflejará un nuevo compromiso que será “una parte clave de mi administración”, dijo Obama en un acto político en Ohio para cortejar el voto de grupos evangélicos.

Aclaró que cree “profundamente” en la separación entre Iglesia y Estado, por lo cual los fondos federales asignados en ese esfuerzo no se usarán para fines proselitistas ni para discriminar por razones de índole religiosa.

Señaló que los fondos destinados “directamente a iglesias, templos y mezquitas se podrán usar solamente en programas seculares. Y aseguraremos que los dólares del contribuyente vayan sólo a programas que de verdad funcionan”.

Obama dijo que el ex presidente William Clinton promulgó una ley que “abrió la puerta a grupos basados en la fe” para que ayuden a las personas durante la transición de la asistencia pública hacia la obtención de un trabajo estable.

Manifestó que el presidente Bush estableció una nueva Oficina de Iniciativas Basadas en la Fe y Comunitarias, pero que nunca completó totalmente su misión debido a la falta de recursos para servicios a los indigentes.

“En lugar de promover la causa de las organizaciones basadas en la fe, ex funcionarios en esa oficina describieron cómo fue usada a veces para promover intereses partidistas”, indicó.

El candidato demócrata dijo que su plan buscará fortalecer a grupos religiosos y comunitarios, capacitará a personas y apoyará a entidades como Caridades Católicas, Servicios Luteranos y grupos seculares sin fines de lucro como Public-Private Ventures.

Indicó que fortalecerá también esfuerzos educativos de organizaciones como Children’s Defense Fund, que realizan programas después de la escuela en todo el país, y muchas de sus clases las realizan en iglesias.

El anuncio de Obama generó la crítica del reverendo Barry Lynn, director de la organización de Estadunidenses Unidos por la Separación de la Iglesia y el Estado.

“Estoy decepcionado”, dijo Lynn, que indicó que la oficina impulsada por Bush “ha sido un fracaso a todo nivel, y debe cerrar no expandirse”.

Indicó sin embargo que el candidato demócrata apoya la separación de iglesia y Estado y prohibirá el proselitismo financiado por el gobierno y la discriminación por religión cuando los grupos reciben fondos federales.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login