Sufren EU y OTAN “junio negro” en Afganistán

Londres.- Las tropas de Estados Unidos y de la OTAN desplegadas en Afganistán registraron en junio pasado su mayor cifra de bajas desde la invasión del país en 2001, incluso más que en Irak, lo que refleja la persistencia del movimiento talibán.

Más de 40 por ciento de los 122 soldados extranjeros muertos en Afganistán en lo que va de este 2008, fallecieron el mes pasado, de acuerdo con el sitio web independiente icasualties.org, divulgado este martes en diversos medios internacionales.

Precisó que al menos 45 militares extranjeros, entre ellos 27 estadunidenses y 13 británicos, murieron en junio en enfrentamientos o ataques en Afganistán, la cifra mensual más alta desde la caída del régimen talibán a finales de 2001.

Según el sitio, creado en mayo de 2003, el número de bajas en Afganistán fue mayor que en Irak, donde 31 soldados fallecieron el mes anterior, incluidos 29 estadunidenses, mientras en mayo pasado 23 militares perecieron en territorio afgano y 21 en el iraquí.

El Pentágono advirtió el pasado fin de semana que los remanentes del talibán intensificarán sus ataques durante 2008 tras reconocer que muchos militantes se han reagrupado en diversas áreas del país.

El comandante regional de Estados Unidos, Jeffrey Schloesser, señaló que los ataques de los insurgentes talibanes en el este de Afganistán se incrementaron 40 por ciento en junio pasado, respecto al mismo mes de 2007.

Estados Unidos y la Fuerza Internacional para la Asistencia y Seguridad en Afganistán (ISAF), encabezada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), mantienen más de 65 mil soldados desplegados en Afganistán.

La cifra de bajas entre las filas militares refleja el fortalecimiento de los rebeldes talibanes, que en junio pasado liberaron a cerca de un millar de presos, muchos de ellos militantes, en la sureña ciudad e Kandahar.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), la creciente violencia en Afganistán se debe a los ataques más constantes de los insurgentes y el cambio de estrategia, pues se han centrado en colocar bombas en los caminos y atacar puestos de control policial.

Las muertes de civiles también han aumentado en el primer semestre de este año en Afganistán, al registrarse 698 frente a los 430 reportados en el mismo periodo de 2007, de acuerdo con John Colmes, subsecretario general para asuntos humanitarios de la ONU.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login