Baja nivel del Missisippi y comienza recuperación

Chicago.- Las crecidas del río Mississippi siguen disminuyendo en su trayecto hacia el sur, mientras comunidades recientemente afectadas por inundaciones en los estados de Illinois y Missouri comienzan su proceso de recuperación.

Sin embargo, en la ciudad de Chester, del Condado de Randolph, sur de Illinois, se mantiene la alerta ante la posible presencia el jueves de las crestas del caudal, al tiempo que en el condado aledaño de Jackson la lluvia ha movilizado a las autoridades.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadunidense informó que se mantienen los caminos parcialmente cerrados y se reforzó la colocación de sacos de arena a lo largo del Mississippi en esas zonas, principalmente agrícolas.

De acuerdo con los actuales pronósticos, la unidad militar estimó que entre el viernes y el lunes próximos se podrían abrir a la navegación las entradas ubicadas más arriba del río, en las ciudades de Clarksville y Winfield, en Missouri, y Kaskaskia, en Illinois.

No obstante, la población está siendo advertida sobre la posibilidad de que las lluvias regresen nuevamente, causando el incremento de los caudales del Mississippi, lo que representaría reinstalar el estado de alerta.

El gobernador de Illinois, Rod R. Blagojevich, expresó su satisfacción por la respuesta del presidente George W. Bush a la solicitud de mayor apoyo a la reconstrucción que le hicieron cuatro estados del medio oeste afectados.

Bush aceptó la petición por escrito que los gobernadores de Illinois, Iowa, Wisconsin e Indiana le hicieron el pasado 24 de junio de aumentar de 75 a 90 por ciento los recursos de la Casa Blanca para atender los desastres que dejaron las lluvias.

Blagojevich también agradeció a mil 400 elementos del Ejército y la fuerza aérea que apoyaron en la colocación de muros de sacos de arena a lo largo del Mississippi contra las crecidas de los caudales para evitar desbordamientos.

Autoridades estatales y equipos federales evalúan los daños en las regiones afectadas para determinar los costos de la reconstrucción, particularmente en las ciudades de Quincy, Monmouth, al oeste del estado, y Lawrenceville, al este.

Un informe difundido por el gobierno estatal indica que para atender la emergencia se distribuyeron 4.7 millones de bolsas de arena; más de 270 mil galones de agua, 4.5 mil vacunas contra el tétanos y se instalaron 100 baños portátiles en 12 comunidades.

La Cruz Roja apoyó en Illinois con 490 refugios nocturnos y 83 mil comidas, mientras que la Agencia de Protección Ambiental del estado supervisa el funcionamiento de las plantas de tratamiento de agua potable y residual, así como la limpieza de derrames de material peligroso y petróleo.

Los centros para la atención a la población afectada por las inundaciones, que abrieron el viernes pasado, esperan la incorporación de personal de instituciones federales que orientarán a las víctimas sobre la ayuda económica individual.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login