Documental muestra las diferencias en el trato médico entre etnias

WASHINGTON, DC. (ConCiencia) – Crystan Renne Emery es productora de cine y de televisión. Pero desde hace algunos años su cuerpo comenzó a paralizarse y desarrolló una enfermedad que la incapacitó completamente desde el cuello hasta las piernas.

Según Emery, durante su periodo de recuperación y de terapia se enfrentó a la discriminación por ser afroamericana, sin importar que es una mujer educada y que hasta ganó premios como realizadora de televisión.

“Yo lo sentí. Tuve que luchar muchos años para poder tener mis beneficios y los derechos de salud que tengo”, dijo Emery. “Hasta luché por poder tener terapia física y poder comenzar a mover mi cuerpo”.

Emery fue la realizadora y productora de un documental que agrupa sus experiencias y las de otros en la búsqueda de un mejor tratamiento médico y justo. Su historia es el hilo conductor en el documental, que identifica una clara diferencia en el trato médico entre anglosajones y otras minorías étnicas.

A pesar de todos los obstáculos que Emery atravesó durante su tratamiento, finalmente siente que su lucha ha dado frutos.

“La gente ordinaria puede hacer cosas muy importantes”, dijo Emery. “Hay que llevar el mensaje para que se comiencen a hacer las cosas”.

El documental llamado The Deadliest Disease in America, (La enfermedad más mortal de América) cuenta con entrevistas a médicos, pacientes y personal administrativo sobre el cuidado clínico que se le dan a los latinos y afroamericanos. Muchos de los entrevistados experimentaron racismo durante su tratamiento médico.

La conclusión es que hay diferencias, las cuales se pueden ver en los centros de emergencia. El documental tiene una puesta en escena dramatizada en la que un niño autista afroamericano es llevado a urgencias, a quien el médico sólo receta pastillas para el dolor de estómago. Por otro lado, un niño anglosajón con los mismos síntomas es hospitalizado y, como el dolor empeora, es sometido a una pequeña cirugía de apendicitis con laparoscopia.

A la media noche el niño afroamericano, ya en casa, comienza a sufrir fuertes dolores y luego de ser trasladado al hospital es sometido a una cirugía mayor de apendicitis.

“Esto muestra que no importa la educación que tengamos”, dijo Emery. “Al final lo que importa es el color de piel”.

El documental se estará presentando en 30 ciudades del país, entre personal médico y a nivel comunitario con el objetivo de motivar el cambio en las leyes médicas y trato a las minorías.

Si desea saber más sobre le documental o verlo en su comunidad puede visitar
www.urutherighttobe.org.

You must be logged in to post a comment Login