Los “piercings” podrían causar graves problemas de salud

LONDRES, Inglaterra. (ConCiencia) – Más personas presentan complicaciones asociadas con los “body piercing” o perforaciones en el cuerpo, los agujeros o perforaciones que las personas se hacen en diferentes partes del cuerpo para colocarse aretes u otro tipo de joyas.

Profesores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres identificaron que por lo menos el 28 por ciento de las personas que utilizaba “body piercieng” sufrió complicaciones como infecciones, sangrado, irritabilidad u otro tipo de problema debido a la falta de higiene.

Por lo menos el 10 por ciento de los procedimientos de “piercing” de los entrevistados fue realizado por ellos mismos, por un amigo o una persona sin experiencia. Estas personas tuvieron que buscar asistencia médica o de un especialista para tratar la infección. Algunos casos resultaron tan extremos que terminaron en el hospital, según informó el estudio.

Según Fortune Ncube, médico de la Agencia de Protección Médica de Londres, éste es el primer estudio que demuestra la prevalencia y complicaciones del body piercing, algo que con el tiempo es más popular entre los jóvenes.

“Muchos de los consejos son de sentido común”, dijo Ncube. “No trate de hacer esto usted mismo, esté seguro de que sabe lo suficiente sobre el procedimiento al igual que la experiencia de la persona que lo hace y que el lugar esté limpio e higiénico”.

Una de las consecuencias del “body piercing” que preocupa a los médicos es la transmisión de enfermedades graves como el SIDA, la hepatitis B y C, sífilis y tuberculosis.

El aumento de las personas con “piercing” no solamente ocurre en Europa. La Mayo Clinic realizó un estudio similar donde identificó que el 51 por ciento de los estudiantes universitarios en los Estados Unidos tiene algún tipo de “piercing”, (sin contar el agujero de la oreja de uso tan común en las mujeres).

En el estudio se demostró que el 38 por ciento de los estudiantes entrevistados varones que tienen un “piercing”, lo tienen en cualquier parte de la oreja u otra parte del cuerpo; el cuatro por ciento lo tiene en la lengua; y un tres por ciento en la tetilla.

Entre las mujeres, el 29 por ciento tiene “piercing” en alguna parte de la oreja; un 16 por ciento ha tenido “piercing” en la lengua; un seis por ciento en el pezón; y un 32 por ciento, en la nariz.

El estudio realizado en Londres arrojó que la mitad de los “piercings” en la lengua terminó en complicaciones.

La infección en la boca o en los labios puede causar problemas al hablar, tragar, masticar e incluso puede bloquear la garganta. Una infección en el pezón, por su parte, puede ocasionar cicatrices y limitar la posibilidad de amamantar en el futuro.

En el estudio se identificó que:

– Hubo por lo menos 10,503 participantes.
– El “piercing” es más popular entre las mujeres que entre los hombres. Las mujeres representaron el 75 por ciento de los entrevistados.
– Los “piercing” son más populares entre las personas entre 16 y 24 años de edad.
– Se reportaron complicaciones en el 28 por ciento de todos los que tuvieron “piercings”. De éstos, el 13 por ciento desarrolló un problema mayor.
– Por los menos siete individuos reportaron al menos 10 “piercings”.

You must be logged in to post a comment Login