Bolivia y EEUU acuerdan reconstruir relación diplomática de confianza

LA PAZ (AFP) – La Cancillería de Bolivia y la embajada de Estados Unidos acordaron este jueves en La Paz intentar reconstruir una relación diplomática de confianza, salpicada de problemas durante el último mes, que motivaron que Washington convocara a su embajador.

El canciller interino y ministro de Defensa, Wálker San Miguel, dijo que se reunió con el embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, en la capital boliviana, con quien se discutió la necesidad de “reconstruir la confianza” bilateral para superar “los problemas que existen”.

“Este es primer paso para lo que hemos denominado adquirir una confianza que no ha habido, han habido problemas, los hay”, afirmó el ministro, quien reemplaza temporalmente al canciller David Choquehuanca, ausente del país.

Goldberg -que retomó sus funciones el miércoles, tras ser llamado en consulta por su gobierno hace dos semanas, por las tensas relaciones con La Paz- señaló que “que vamos a tratar de resolver esos problemas en varios campos que son muy serios”.

El Departamento de Estado se mostró preocupado el mes pasado por la decisión del gobierno boliviano de remover parte de la cúpula policial que dirigió la protección de su embajada en La Paz, asediada por miles de personas que protestaban por el asilo político otorgado a un ex ministro acusado de genocidio.

La relación bilateral sufrió un nuevo sobresalto, luego de que cultivadores de coca oficialistas decidieran la semana pasada expulsar al programa de apoyo de la agencia norteamericana Usaid del Chapare boliviano, en protesta por la supuesta conspiración de Estados Unidos contra el presidente izquierdista Evo Morales.

El embajador Goldberg, señalado por Morales de ser la cabeza de la oposición política y regional, señaló que “hay acusaciones infundadas que tenemos que resolver, hablar en serio y con sinceridad”.

“Estamos cometidos a resolver los problemas”, insistió el diplomático, quien reiteró que mantienen su preocupación por la seguridad del programa Usaid, que fue obligado a retirarse del Chapare, cuna política del gobernante boliviano, quien dijo días atrás que esa región debe ser “territorio libre del imperialismo norteamericano”.

En el encuentro, la Cancillería boliviana propuso una “nueva agenda” bilateral, sobre la base de seis puntos: diálogo político, cooperación, comercio, cooperación judicial, lucha contra el narcotráfico y migración.

Una fuente de la embajada de Estados Unidos, que requirió el anonimato, dijo a la AFP que “los temas planteados por el gobierno de Bolivia serán analizados”.

Las relaciones entre La Paz y Washington han sufrido constantes sobresaltos desde la llegada de Morales a la presidencia en 2006, quien ha mantenido un discurso antiestadounidense y ha fortalecido lazos con el líder cubano Fidel Castro y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

You must be logged in to post a comment Login