.Se desnuda Daniel Lanois en favor de huérfanos africanos. Confirmó que es profeta en su tierra al cautivar a los montrealeños.Por Ma. del Carmen Varela. Enviada

Montreal, 5 Jul (Notimex).- Con el talento indiscutible que lo
ha hecho una figura de la escena mundial, el músico y productor
franco-canadiense Daniel Lanois ofreció anoche uno de los más
exitosos conciertos del 29 Festival Internacional de Jazz, en el que
se desnudó por la causa “Cambiemos al mundo”, en busca de
patrocinadores de niños huérfanos en países africanos.

Con un repertorio de las más famosas de sus canciones, Lanois
arribó al escenario de la Sala de Conciertos Metrópolis al filo de
las 21:00 horas (22:00 horas de México), ante un público ansioso por
escuchar a su ídolo, quien se entregó en cada una de sus ejecuciones,
al lado de una excepcional banda que hizo vibrar a miles de personas.

La fuerza del rock predominó en las notas de Lanois, quien puso
a bailar y a cantar a sus seguidores, deslumbrados no sólo por su
virtuosismo sino por la “vibra” muy especial que puso a la noche, con
agasajos, lo mismo grupales que en solitario, con su guitarra a veces
al compás del resto de sus cuerdas, otras en sintonía con sus
percusiones.

La noche pareció llegar a su fin cuando presentó y despidió a
sus músicos del escenario pero fue sólo para interactuar en solitario
con su público, que en todo momento dio muestras de aprecio y
euforia.

La chamarra fue la primera en ser arrojada al escenario, en
busca de un patrocinador para algún huérfano africano, mientras las
notas de otra gran “rola” sonaban y el público complacido pedía más
música.

Con el transcurrir de la velada, Lanois se despojó también de
los zapatos, la gorra, los calcetines y, ya en plena euforia, también
del pantalón.

La música calentaba los ánimos pero también el “streptease”
sobre el escenario, donde más de uno se preguntaba si llegaría a la
desnudez total.

Guitarra en mano pidió un patrocinador más para salvar a uno de
esos niños cuyas imágenes por sí solas enternecen, y aunque el
griterío era incesante, solo una prenda más cayó al suelo. la
playera, aunque amagó con despojarse del calzoncillo y lo bajó casi
hasta la mitad, para alborotar aún más a los presentes.

Sigue

Ofrece Daniel Lanois. dos. presentes

Confundidos entre el griterío y los aplausos, en medio de la
penumbra casi total, un par de jóvenes del “staff” salieron a colocar
un raro instrumento (lap steel guitar), con el cual salió a
interpretar una pieza suave, reflexiva, conmovedora, mientras a sus
espaldas se mostraban las imágenes de esos niños a los que invitó a
salvar.

Cada año mueren al menos tres millones de niños en estas
condiciones en el mundo, todos juntos pueden contribuir a “Cambiar al
mundo”, afirmó el músico, quien ha sido productor de materiales para
figuras como U2, Peter Gabriel, Madonna y hasta de la leyenda del
folk-rock Bob Dylan.

El público se volcó sin limitaciones al artista que había
regresado al escenario apenas en boxer, una camisa sin abotonar y un
solo calcetín.

Agradeció la recepción y el cariño del público y les dedicó otra
tanda de piezas con la misma entrega y la misma actitud de quien
desea complacer a su audiencia, mostrando una sencillez poco común en
los “rockstars”.

Lanois no quería parar, el público tampoco, pero el concierto
tenía que llegar a su fin, así que tras más de dos horas se despidió
con una pieza larga que llevó al éxtasis a la concurrencia, a la que
sólo le restó quedarse con un pedacito del talento del músico,
plasmado en discos, videos o algún “souvenir”, de los que podían
adquirirse a la entrada del recinto que lució a reventar.

Lanois (Hull, Quebec, 1951) tiene producciones como “Here is
what is” (2008), “Belladonna” (2005), “Shine” (2003), “Swing Blade”
(1996), “Lost in Mississipi” (1996), “Sweet Angel mine (1996), “For
the Beauty of Wynona” (1993) y “Acadie” (1989).

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login