Suspende Hamás contactos con Israel para liberar a soldado

Jerusalén.- El movimiento islámico Hamás suspendió las negociaciones con Israel para la liberación del soldado Gilad Shalit, en represalia por el cierre de todos los pasos fronterizos en la franja de Gaza.

El portavoz de Hamás en la franja, Fauzi Barhoum, confirmó a la agencia palestina Maan que las pláticas se interrumpieron y que Egipto, mediador entre las partes, sólo convocará a los negociadores cuando “Israel haya cumplido con todos los términos de la tregua”.

Israel cerró este viernes todos los pasos con la franja de Gaza por séptima vez desde el 19 de junio, cuando entró en vigor la tregua, lo que supone una violación del acuerdo.

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, ordenó el cierre después de que el jueves volvieran a caer cohetes Kasam en territorio israelí, lo que supone también una violación del pacto.

Desde que comenzó la tregua, Israel ha cerrado los pasos tantas veces como cohetes han caído, con el argumento de que debe haber “reciprocidad”.

Según el acuerdo, las dos partes deben suspender los ataques mutuos e Israel levantar de manera progresiva el boicot comercial que impuso a la franja en junio de 2007.

Tras la normalización de la situación deben seguir conversaciones para el canje de prisioneros entre Hamás e Israel, de forma que Shalit sea devuelto a cambio de unos 450 presos palestinos.

Pero Barhoum sostuvo que los dos procesos, el de tregua y el de negociación, no son independientes y denunció que el bloqueo israelí continúa por mar y por tierra.

“Hamás no está preparado para negociaciones en ningún otro asunto, mientras Israel continúa demostrando una falta de compromiso con el acuerdo”, reportó la agencia Maan citando declaraciones del portavoz.

A la confirmación en Gaza siguió un anuncio desde Damasco por parte del subdirector de la Oficina Política de Hamás en el exilio, Musa Abu Marzok, quien dijo al diario árabe Al-Hayat que “las negociaciones fueron suspendidas por el cierre de pasos tras el disparo de cohetes”.

Como consecuencia del anuncio, la delegación islámica palestina en las negociaciones “no llegará a El Cairo. No hay ninguna lógica en abrir negociaciones mientras Israel no respeta la tregua”, declaró.

En Israel fuentes de los servicios de inteligencia consideraron que Hamás está respetando el “período de calma” o “tahadia” acordado, y que los que disparan cohetes son miembros de la Yihad Islámica y de otros grupos armados.

Sin embargo, en círculos políticos israelíes aseguran que no hay ninguna diferencia, porque “lo que le importa a Israel es su población, no quién los dispara”, dijo una fuente israelí.

Según Hamás, uno de los grupos que está disparando cohetes son sus rivales de Al-Fatah, a cuyas fuerzas oficialistas expulsaron de Gaza en junio de 2007, pero no así a su milicia irregular, las Brigadas de los Mártires de Al-Aksa.

Abu Marzok declaró que, antes de negociar canjes, Egipto e Israel deben hacer mayores esfuerzos para “hacer respetar la tregua, abrir los pasos fronterizos y evitar que los Dahlanes saboteen la calma”.

Por “Dahlanes” los islámicos entienden a los seguidores de Mohamed Dahlán, ex comandante de los servicios secretos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Gaza, y odiado por las persecuciones de islámicos que practicó en la década de los años 90.

Tal y como hizo Hamás durante el proceso de paz de Oslo, cuando atacaba Israel para sabotear las negociaciones que dirigía entonces Yaser Arafat, Abu Marzok cree ahora que los guerrilleros de Al-Fatah pretenden hacer lo mismo para dejar en evidencia al movimiento islámico.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login