Aplaude Italia directiva europea de repatriación de ilegales

Por Mario Osorio.

Roma.- Con el combate a la inmigración ilegal como “caballo de batalla”, el gobierno italiano recibió con beneplácito la reciente aprobación del Parlamento Europeo de la directiva de repatriación de exranjeros ilegales en el Viejo Continente.

“Es una buena noticia: la directiva contiene medidas que nosotros habíamos anticipado, como el aumento de los meses de detención en los centros de internamiento y normas más severas y mayores controles para las repatriaciones”, declaró el ministro del Interior, Roberto Maroni, de la xenófoba Liga del Norte.

Autor de las iniciativas, contenidas en el llamado paquete de seguridad del gobierno, por las que la inmigración ilegal pasa a ser un delito punible con la cárcel, Maroni ha promovido además la polémica normativa que prevé censar a los gitanos y, en particular, tomar las huellas dactilares a los niños de ese grupo.

Pero pese a las críticas europeas, el ministro consideró que la directiva de Estrasburgo está “en plena línea” con la política italiana sobre la inmigración, por lo que prometió que hará todo lo posible para que se vuelva inmediatamente ejecutiva en este país.

La directiva prevé que los ilegales detenidos en suelo europeo podrán estar retenidos 18 meses en centros de internamiento mientras se tramita su expulsión.

También podrán ser detenidos con una orden administrativa y una vez expulsados, no podrán volver a la Unión Europea por cinco años, mientras que los menores de edad ilegales serán susceptibles de ser repatriados.

Y pese a la complacencia de Maroni, el experto Emilio Santoro, docente de filosofía y sociología de la Universidad de Florencia, opinó que la ley contra la inmigración ilegal promovida por el actual gobierno italiano, es aún peor que la directiva europea.

“La directiva contiene elementos reprobables, como la posibilidad de meter en centros de permanencia temporal a menores de edad, lo que va en contra de la Convención de Nueva York sobre los derechos de los niños”, dijo en entrevista.

Sin embargo, añadió que la directiva no incluyó todas las “desviaciones” contenidas por la ley italiana sobre inmigración, como la que prevé la inmediata detención de los ilegales.

Por su parte, organizaciones de derechos humanos advirtieron que con la ampliación del tiempo de detención en los centros de recepción temporales (CPT), esas estructuras serán insuficientes para recibir a los ilegales.

Para el centro Meltin Por Europa, la mayor parte de los CPT italianos se encuentran al borde del colapso, además de que en su opinión la directiva europea y la ley italiana privilegian la represión, sin ir a fondo de las causas del fenómeno.

Ello mientras la propia Comisión Europea, organizaciones de derechos humanos y hasta la ONU han advertido a Roma contra el riesgo de racismo al aplicar la legislación anti inmigración.

Contenida en el “paquete de seguridad” apenas aprobado por el Senado en vía no definitiva, la iniciativa italiana contra la inmigración ilegal prevé hasta tres años de cárcel para quien alquile viviendas a inmigrantes clandestinos.

También amplía los casos de expulsión para todos aquellos extranjeros que reciban condenas de más de dos años (antes eran 10), obligando a las fuerzas del orden a arrestar y expulsar de inmediato al detenido, aunque no haya flagrancia.

“En Italia parece que que prevalece la política del hilo espinado, que no resolverá el problema y que en el futuro podría llevar a avergonzarnos”, dijo el analista Gad Lerner.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login