Atribuyen revisiones en EU a falta de evidencia en busca de salmonela

San Diego.- El diario The Baltimore Sun informó que autoridades estadunidenses de salud ampliaron sus sospechas sobre el origen de un brote de salmonela a los chiles jalapeños y al cilantro, sin tener suficientes bases, por temor de perder credibilidad.

De acuerdo con el Sun, las autoridades “temen que un reconocimiento de que un brote de salmonela no se originó en los tomates pudiera minar la confianza pública en el sistema de salud”.

“Los funcionarios están especialmente preocupados de que (la ausencia de pruebas sobre la contaminación del tomate) reduciría el apoyo al uso de estadísticas” oficiales, indicó el Baltimore Sun.

Sin embargo, en medio de versiones contradictorias de prensa, hasta este domingo ningún funcionario de la administración del presidente estadunidense George W. Bush ha confirmado que habrá inspecciones a importaciones mexicanas, como afirmó la víspera la cadena CNN.

CNN informó el sábado que el ex secretario de salud estadunidense, Tommy Thomson, como fuente indirecta, afirmó que las autoridades estadunidenses inspeccionarán al azar cargamentos de productos agrícolas provenientes de México en busca de salmonela.

Medios en español en Estados Unidos publicaron por lo menos una interpretación a la nota de CNN en el sentido de que Estados Unidos “suspenderá” las importaciones mexicanas, sin que haya confirmación oficial sobre medidas a tomar.

Después de analizar unas mil 700 muestras de tomates cosechados en el estado de Florida y en México sin hallar presencia de salmonela, el Centro Nacional para el Control de las Enfermedades (CDC) activó el 1 de julio una red de unos mil laboratorios para investigar los jalapeños y el cilantro.

La CDC activó su Red de Respuesta de Alimentos (Fern), un sistema voluntario nacional de laboratorios que actúa en casos de seguridad ante potenciales ataques bacteriológicos.

La medida parece basarse, según el diario, a factores como la presión de la Asociación de Agroindustriales del Oeste estadunidense, que exigió mostrar evidencias contra el tomate o someter el caso al Comité de Agricultura del Congreso.

La sospecha contra el tomate ha ocasionado pérdidas por cientos de millones de dólares a “miles de inocentes agricultores” estadunidenses, declaró el presidente del gremio, Tom Nassif, quien reprochó que las autoridades hablen sin pruebas suficientes.

Por su parte, la legisladora demócrata de Colorado Diana DeGette propuso legislar medidas de vigilancia a toda la red productiva agrícola y el retiro del mercado de productos que ocasionen enfermedades.

La legisladora lamentó que la enfermedad haya afectado 40 estados sin que la CDC sepa de dónde provino.

El Baltimore Sun añadió que las sospechas dividen a los funcionarios de salud, algunos de los cuales estiman que “la evidencia contra el jalapeño se acumula sin descartar al tomate”, y que en el caso del cilantro, sólo hay “evidencias muy endebles”.

Esta año, por lo menos, una situación similar terminó con un triunfo de productores mexicanos ante la justicia de California, que tras casi un siglo de embargo, autorizó la venta del aguacate del estado mexicano de Michoacán en la zona, último reducto que lo rechazaba en Estados Unidos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login