Cita corte a mexicano en Virginia por “Muro de la Libertad”

Por Rubén Barrera.

El mexicano Gaudencio Fernández debe comparecer el próximo martes ante una corte municipal de Virginia por pintar lemas sobre el trato a los indocumentados, en una lucha que refleja el clima de tensión por el tema de la inmigración.

Aunque la comparecencia de este residente legal tiene que ver con una cuestión administrativa, su caso ha colocado nuevamente a la municipalidad de Mannasas en el centro de este debate a lo largo de Estados Unidos.

El motivo de los problemas legales de Fernández es una enorme pared de 12 metros de largo y 3.5 metros de altura levantada en su propiedad, donde plasmó sus sentimientos sobre el trato que dan a los inmigrantes.

“El CPW (Condado de Prince Williams) y Manassas, capital nacional de la intolerancia”, denuncia con letras rojas el letrero, adornado con pequeñas banderas de México, El Salvador, Canadá y Estados Unidos.

La barda, bautizada como “El Muro de la Libertad” por estar ubicada en el 9050 de la calle Liberty, se ha convertido en una molesta e incómoda presencia para la mayoría de la población blanca de esa comunidad.

En sus 16 apiñados párrafos, Fernández denuncia el exterminio de millones de americanos nativos a manos de los inmigrantes europeos y los pobladores blancos que les precedieron.

De igual forma compara las recientes acciones implementadas por las autoridades locales para confrontar a los inmigrantes ilegales con las del Ku Klux Klan.

En particular, alude a una resolución bajo la cual la policía local puede cuestionar a las personas que sean detenidas por su situación migratoria, y desafía: “No vamos a ser sus esclavos en el siglo 21”.

Aunque la barda ha sido blanco de actos de vandalismo e incluso un atentado con explosivos para destruirla, Fernández ha respondido reforzando su estructura.

Ahora la ciudad lo ha citado a corte con el argumento de que el mexicano de 47 años de edad y que emigró a Estados Unidos en 1979, no cuenta con el permiso de construcción necesario para levantar la barda.

Barry Carter, de la agrupación Indigenous Way, calificó el citatorio contra Fernández como una “persecución racista por el mensaje de verdad en el anuncio de Gaudencio”.

“Existe una Guerra en el estado de Virginia y en Estados Unidos contra los americanos nativos y el Condado de Prince Williams está al frente de esta Guerra en Virginia”, denunció Carter en el ultra-conservador portal Black Velvet Bruce Li.

Lawrence Hughes, administrador de la ciudad de Manassas dijo a la prensa que lo que la ciudad busca es el simple cumplimiento de la ley y de ninguna manera infringir el derecho a la libertad de expresión de Fernández.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login