Reasumirá Congreso trabajo legislativo con apretada agenda

El Congreso de Estados Unidos reiniciará este lunes sus trabajos tras el receso por el feriado del 4 de julio, buscando desahogar una apretada y complicada agenda legislativa dominada por el recelo partidista.

Aunque el curso de acción en algunas iniciativas dependerá de los compromisos que tanto demócratas, republicanos y la Casa Blanca puedan alcanzar, en otros esta podría ser determinada por la presión pública.

Con el precio del galón de gasolina arriba de los cuatro dólares y pocos visos de que pueda volver pronto a niveles más aptos a los bolsillos de las mayorías, el Congreso tendrá aquí una de sus asignaturas más complicadas.

Una iniciativa presentada al respecto busca dar al gobierno federal mayor autoridad para combatir a especuladores del mercado petrolero, ante la noción generalizada de que los altos precios de la gasolina han resultado de estas maniobras más que de la oferta y demanda.

La propuesta busca además abrir a la perforación petrolera algunas zonas de la franja de 80 kilómetros de las costas del país, en un esfuerzo por ampliar la producción doméstica y reducir la dependencia en las importaciones.

La iniciativa, empero, enfrenta resistencia por parte de algunos republicanos, quienes temen que ello conduzca a una injerencia del gobierno en los mercados de futuros del crudo, cuyo comportamiento es determinado por la oferta y la demanda.

De igual modo existen temores entre demócratas sobre el impacto ambiental que podría generar la perforación de pozos en áreas que presentan actualmente un delicado balance ecológico.

Otra apremiante legislación que ha generado posiciones encontradas se refiere al rescate inmobiliario, en momentos que continúa aumentando el número de embargos de casas a crédito-habientes morosos.

Aunque la medida parece tener los votos necesarios para ser aprobada en el Senado, existen diferencias con la Cámara de Representantes respecto al monto de los préstamos que el gobierno podría facilitar a las personas que están en riesgo de perder sus casas.

Otro aspecto espinoso es la propuesta para que el gobierno otorgue fondos para la compra, mejoramiento y reventa de casas embargadas a familias de recursos bajos, algo a lo que se opone la Casa Blanca.

Adicionalmente los legisladores deberán considerar cerca de una veintena de iniciativas, entre ellas la legislación destinada a facilitar al gobierno el espionaje electrónico de sospechosos de terrorismo, que enfrenta pocos obstáculos en ambas cámaras.

Sin embargo, ante la proximidad de las elecciones generales de noviembre próximo y el largo receso de verano, analistas ven poco probable que el Congreso pueda desahogar con éxito la totalidad de la agenda.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login