Confirma Israel firma de canje de prisioneros con grupo Hezbollah

Jerusalén.- Israel confirmó el lunes que su encargado para las negociaciones con Hezbollah firmó un acuerdo de canje de prisioneros, aunque sus portavoces destacan que está sujeto a pre-condiciones que aún no han sido cumplidas por el grupo libanés.

El acuerdo fue firmado por el enviado Ofer Dekel, encargado de negociaciones de intercambio de prisioneros, y ante el mediador Gerhard Konrad, de los servicios secretos alemanes.

Portavoces de la oficina del primer ministro israelí Ehud Olmert resaltaron que en la firma del acuerdo “no se le entregó a Israel ningún informe sobre el paradero del copiloto Ron Arad”, y dieron a entender que sin él el acuerdo seguirá en el aire.

“Se ha firmado un acuerdo, pero no se ha entregado el informe sobre Arad”, dijo un portavoz oficial, al reiterar que no habrá canje sino no llega el informe.

Arad es el copiloto de un avión Phanton de la Fuerza Aérea israelí que fue abatido por la artillería antiaérea libanesa en 1986. El piloto fue rescatado con vida, pero él quedó en territorio libanés y fue capturado por la guerrilla Amal.

Su paradero se desconoce y aunque Israel capturó al líder de ese grupo, Mustafa Dirani, para obtener información, nada se ha sabido del piloto. Dirani fue liberado hace unos años en otro canje con la organización libanesa.

La importancia de ese informe radica en que Olmert prometió a la familia Arad que no firmaría ningún canje hasta no obtener información sobre él, y que no liberaría a su última carta de canje.

Se trata de Samir Kuntar, acusado de asesinar a tres israelíes en la década de los 70, y que verá la libertad por este canje en los próximos días, junto con otros cuatro libaneses.

El intercambio establece la entrega de dos soldados israelíes capturados por Hezbolah en julio de 2006, Ehud Goldwaser y Eldad Regev, por cinco presos libaneses, así como por los cadáveres de unos 200 guerrilleros enterrados en este país.

Las actividades para rescatar los cadáveres comenzaron la mañana del lunes en el cementerio del kibutz Amiad, una cooperativa agrícola fronteriza con el Líbano que el Ejército israelí emplea para enterrar a guerrilleros.

Además del informe sobre Arad, el canje está pendiente de una demanda a la Corte Suprema de Justicia de Israel presentado por la familia de las víctimas de Kuntar, que será ventilada a partir de este martes por los jueces.

El hermano de Kuntar pide que sólo se devuelva al terrorista si los dos soldados, Goldwaser y Regev, están con vida, pero no por sus cadáveres.

Precisamente esta es la razón por la que el intercambio crea polémica en Israel, ya que se advierte que un canje de vivos por muertos crea el precedente para que cualquier secuestrado israelí sea asesinado por sus captores.

Al justificar su respaldo al acuerdo en una reunión del Gobierno israelí, Olmert dijo hace dos semanas que se trata de “una cuestión moral”, y que lo hacía para no dejar en la incertidumbre a los familiares de los dos soldados.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login