Del Toro: “Jackson dice que debo adelgazar para sobrevivir a ‘El Hobbit'”

LOS ANGELES (AFP) – El director mexicano Guillermo del Toro vuelve a marcar territorio en Hollywood con el estreno esta semana de “Hellboy II”, una cinta de criaturas fantásticas que se ganó a la crítica antes de llegar a las salas y por la cual el cineasta hace una pausa de “The Hobbit”.

A dos semanas de partir a Nueva Zelanda a buscar casa para dedicarse a la dirección de “El Hobbit” bajo la producción del cineasta de “El Señor de los Anillos”, Del Toro afirmó a la AFP: “El consejo más importante que me ha dado hasta ahora Peter Jackson es que adelgace, porque me dijo que así de gordo no sobreviviré a ‘El Hobbit'”.

“Eventualmente me mudaría por completo al principio del año que viene”, agregó en la entrevista donde solo apuntó respecto a esa megaproducción que constará de dos partes y que está consciente del reto que significa ante la expectativa de la audiencia y de una industria que ve en su persona el álter ego mexicano del neozelandés.

A pocas horas de estrenar en Norteamérica su próxima película “Hellboy II. The Golden Army”, Guillermo Del Toro, de 43 años, puede gozar estos días de tomar cualquier suplemento especializado en cine en Estados Unidos que al unísono celebran la segunda entrega del cómic ideado por Mike Mignola y que según estimaciones de sitios especializados costó unos 72 millones de dólares.

“Creo que lo bonito de la película es que Hellboy, que es un tipo que durante toda su vida ha llevado una existencia bastante sencilla, en esta película hay un momento muy clave en el que realmente se cuestiona de qué lado está. Hay un ‘to be or not be’, y donde a pesar de tener el arma y todo, ya no es un asunto de tener el arma sino si la va a usar”, comentó.

En la cinta protagonizada por Ron Perlman en el papel de “Hellboy”, Selma Blair en la piel de “Liz Sherman” y Doug Jones principalmente como “Abe Sapien” pero que también interpreta a “The Chamberlain” y “The Angel of Death”, hay reflexiones sobre la moral y la ética planteadas magistralmente en un cuento de fantasía.

“Son dudas estas que tienen que ver conmigo, con el mundo actual, con el hecho de la pregunta que hace el Príncipe que es muy buena: ‘Si son ellos o nosotros ¿Qué Holocausto habrá que elegir?'”.

“Refleja esto de que parece que hoy por hoy ya no hay términos medios, la diplomacia se ha diluído en guerras, en guerras que no parecen tener un punto humanamente en común”, dijo el cineasta de “El Laberinto del Fauno” que en 2006 ganó seis nominaciones al Oscar y se alzó con tres.

Del Toro vuelve a aterrizar en Hollywood con una historia universal repleta de códigos relacionados con el catolicismo, con un divertido guiño a México e incluso un buen despecho con harta cursilería, pero sobre todo con un superhéroe original capaz de conectar con cualquier público que disfrute del cine fantástico sin detenerse en las nacionalidades de los hacedores.

El crédito de este artista afable destaca en seis proyectos en producción bajo el título de productor y productor ejecutivo y 11 proyectos en desarrollo de los cuales en ocho será a lo menos director, entre ellas las dos entregas de “The Hobitt” previstas para estrenar en 2011 y 2012, más “Tarzán” pautada para 2010 al igual que “Deadman”.

Además apila proyectos cinematográficos de todas partes sin renunciar a su género, sin duda el sueño de cualquier cineasta, pero Del Toro aclaró que por más respetado que parezca en Hollywood se sigue llevando sorpresas.

Lo de estar más consolidado “a veces me lo creo por algunos segundos, pero siempre entra el síndrome del gordo, que es el hecho de que la voracidad sobrepasa los recursos y siempre quedas apretado”, dijo.

You must be logged in to post a comment Login