Desconfían hispanos de la policía de Waukegan en Illinois

Waukegan.- La comunidad hispana en esta ciudad desconfía de la policía y evita toparse con los oficiales, a quienes ven como agentes de inmigración, aseguró el lunes el concejal Tony Figueroa.

Aún cuando la aprobación el año pasado de la certificación 287G para capacitar a la policía en acciones de persecución de indocumentados no ha sido aprobada por el Servicio de Inmigración, “ya hay una mala percepción de la corporación”, dijo el político.

En entrevista con Notimex, expuso que esta situación podría generar mayor inseguridad, debido a que la comunidad hispana “ya no colabora con ellos (los policías), ni se les llama cuando hay emergencias”.

Aseguró que ante la fuerte protesta que despertó la solicitud del programa 287G, seguramente no se aprobará para Waukegan, sin embargo, el Condado de Lake, al que pertenece la ciudad, hizo su propia petición.

“Han sido cuidadosos en el condado al aclarar que se utilizará para perseguir delincuentes, pero lamentablemente ya quedó en la memoria de la gente que es una acción de persecución de inmigrantes”, agregó.

Destacó que la polémica de la 287G, aprobada en julio de 2007, dejó como ganancia la unidad y organización de la comunidad hispana, con la creación del Waukegan Leadership Council.

“Que se le puso nombre americano para que cuando se negocie con ellos (la autoridad) nos demos a respetar en vista de que somos personas de negocios, religiosos, educadores y comunidad unidos”, expresó.

Y ante una ausencia de políticos hispanos en esta ciudad, el concejal de origen puertorriqueño, informó que no buscará llegar a la alcaldía porque es más útil para la comunidad en el puesto que desempeña.

“En el concilio estoy solo contra ocho concejales, y aún así soy el punto de equilibrio ante la tentación de impulsar medidas municipales discriminatorias y racistas”, expresó.

Figueroa no es el único concejal latino, pero su compañero, el también puertorriqueño Rafael Rivera ha mostrado más identificación y apoyo a las decisiones del alcalde racista Richard Hyde, y votó en favor de la 287G.

Ellos dos son los representantes de una comunidad inmigrante mayoritariamente mexicana, en esta ciudad de 90 mil habitantes, ubicada al norte de Chicago.

“Se necesitan más políticos en puestos como el mío para que luchen en contra de la discriminación y resuelvan los problemas de la comunidad hispana”, reconoció Figueroa.

Pero el concejal, a quien se le ve siempre entre la comunidad mexicana, dijo que no se cree el líder de la misma, y estima que se requiere educar generaciones de líderes.

“Solo soy un sencillo servidor, mis padres fueron inmigrantes puertorriqueños, yo me crié aquí en Waukegan, y muchos de los problemas que hoy tienen los mexicanos, mis papás los sufrieron, de discriminación y abuso”, añadió.

No voy a buscar la alcaldía, enfatizó, porque como concejal es más importante mi apoyo, ya que el Concilio es el que determina y vota leyes que el alcalde pone e impone.

Figueroa también forma parte de la mesa de directores del concilio escolar de Waukegan, donde busca principalmente frenar la deserción de los estudiantes hispanos de las escuelas preparatorias.

“Nuestros jóvenes son el futuro de la comunidad y deberían estar aprovechando las escuelas de este país para prepararse y cuando lleguen a la edad de ejercer su liderazgo tengan los elementos para hacerlo bien”, dijo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login