Importante restauración la que ha concretado el Museo del Virreinato. Las obras han sido posibles con el apoyo de su asociación de amigos.

México, 8 Jul (Notimex).- La restauración del Refectorio, la
Sacristía, la Biblioteca Jesuita y el Organo de la Iglesia, así como
13 retablos del templo de San Francisco Javier, son algunas de las
metas alcanzadas gracias a la Asociación de Amigos del Museo Nacional
del Virreinato.

Fundada en 1988, dicha asociación tiene como misión apoyar a esa
institución en la realización de sus proyectos, así como en la
conservación y difusión de su valioso acervo, y hoy, evocó algunas de
las metas que se han podido cumplir.

Destaca también el rescate de la pintura mural de la bóveda de
ese santuario, obra del pintor Miguel Cabrera, el Claustro de los
Aljibes y el atrio de Los Olivos, trabajos que son evidentes.

En la misma materia de intervención artística para rescatar ese
importante acervo histórico y cultural, se inscribe la restauración
de 22 pinturas del formato de medio punto, de Cristóbal de
Villalpando, sobre la vida de San Ignacio de Loyola, de acuerdo con
lo informado por la misma asociación.

Los logros se han dado gracias a los donativos de empresas y
personas que estiman la importancia de los proyectos del museo, como
el maestro Enrique Cattaneo, quien donó 75 grabados de la Purísima
Concepción para su venta, y Germán Carrasco, quien dio 50 ejemplares
del libro “Tepotzotlán” para igual fin.

Dentro del programa “Adopte un cuadro” se favoreció la
restauración de 56 pinturas del museo. Esa iniciativa, que
posteriormente se llamó “Adopte una obra de arte”, se mantiene
vigente y cada vez son más las piezas que se revitalizan para el
disfrute de quienes visitan el museo Tepotzotlán, México.

La misma asociación gestionó el cambio y actualización de la
iluminación del Templo de San Francisco Javier, la instalación del
sonido ambiental en todo el museo, y se adquirió e instaló un equipo
especial para controlar la humedad en algunas salas. Con ello se
conservan mejor las obras de arte ahí resguardadas.

Se recuperó La Huerta, se instaló nuevo cableado para el
alumbrado, se colocaron cámaras de seguridad y se rehabilitaron los
andadores y canales de agua originales para regar. Se reinició la
restauración y limpieza de tres retablos más: La virgen de Guadalupe,
San Ignacio de Loyola y la Cruz de Caravaca.

La Asociación de Amigos del Museo Nacional del Virreinato apoyó
también la reapertura de las nuevas salas del a colección permanente
de Monjas Coronadas con museografía actualizada y muy didáctica.
Además, se han impreso diversas publicaciones para dar a conocer las
actividades del museo.

Entre ellas, cinco espectaculares libros que dan a conocer el
recinto y sus colecciones. Entre ellos, “Tepotzotlán, la vida y la
obra en la Nueva Espa;a”, edición en espa;ol e inglés que en 2004
obtuvo el primer lugar en el concurso de Dise;o Mundial convocado por
la American Association of Museums.

Esas y otras acciones recientes obedecen a la formación de
grupos de voluntarias, quienes catalogan piezas del museo,
coordinadas por María Eugenia Espinosa, Pilar Corcuera y Mora Daumas,
con la asesoría de Alma Montero, Alma Islas, Magali Lara, Mónica
Martí y la dirección de ese recinto.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login