Intensa la renovación que vive el Conservatorio Nacional de Música.

* Prepara actividades dedicadas a aniversarios patrios.

México, 8 Jul (Notimex).- Fomentar el trabajo de los jóvenes
talentos, en la que se ha convertido en una escuela de elite, sobre
todo en materia de arte lírico, es uno de los objetivos fundamentales
de la nueva era del Conservatorio Nacional de Música, afirmó su
director, Ricardo Miranda.

Al hablar de la renovación que se vive en la institución
educativa fundada en 1866, Miranda destacó que entre las actividades
que prepara están recitales con música que no ha sido tocada en mucho
tiempo, en ocasión de las festividades del Bicentenario del inicio de
la Independencia y el Centenario del de la Revolución Mexicana.

A un año de su nombramiento, Miranda hace un recuento de las
condiciones de la institución, sus actividades sustantivas y las
perspectivas profesionales de sus alumnos.

“Lo que hemos hecho -dijo el directivo- es impulsar un proyecto
amplio de renovación” en tres frentes: el ordenamiento interno, que
implica una política más rigurosa de control escolar; promover que el
conservatorio sea la casa de los mejores músicos mexicanos, para lo
cual se convocó a artistas de la talla de Mario Lavista.

“Al maestro Jorge Federico Osorio que es, si no el mejor, uno de
los más notables pianistas mexicanos, quien ya está dando cursos y
clases magistrales; como profesor visitante, mediante un proyecto de
música de cámara, incorporamos a Arón Bitrán y al Cuarteto
Latinoamericano”, agregó.

También, aseguró, se reestructuró la Orquesta Sinfónica del
Conservatorio, en la que tenemos la suerte de contar con Francisco
Savín, quien es uno de los grandes directores.

“En tercer lugar impulsamos la renovación y reestructuración del
inmueble”, añadió.

Recordó que en el ejercicio pasado, el Conservatorio erogó cerca
de 30 millones de pesos para la impermeabilización total del
edificio, la construcción de una subestación eléctrica y el
remozamiento de los baños laterales de la Sala Silvestre Revueltas,
la cual es un centro de actividad cultural muy importante.

“Esta es la primera parte. Seguiremos con el remozamiento, vamos
a trabajar en el aislamiento acústico de la sala de recitales y
continuaremos el proyecto eléctrico para renovar el cableado al
interior del edificio, en fin, vamos a atender la cuestión de
jardines, de canteras, es un proyecto muy amplio”.

Sigue.

Intensa/dos/muy amplio”.

Ricardo Miranda destaca la reestructuración del sector infantil.
“Queremos que nuestra escuela de niños sea verdadero semillero de
talentos, que los pequeños que vengan al recinto reciban una
educación mucho más personalizada, más intensa, de mayor nivel”.

Para ello. dijo, han aumentado el número de horas de clase y a
reducir el número de integrantes por grupo. Con esto pretendemos
darle a estos niños, que son el futuro de la música, la mejor
educación posible.

A cambio del apoyo decidido que ofrecen el INBAL y la UAM al
Conservatorio, éste ofrecerá 50 conciertos anuales y actividades
artísticas en los cinco planteles de la UAM.

“Otra cuestión importantísima ha sido la conformación de una
Sociedad de Amigos del Conservatorio Nacional de Música A. C., cuya
presidencia honoraria recae en el famoso tenor Plácido Domingo”,
señaló.

De momento, la Sociedad se ha comprometido a reunir fondos que
se destinarán a becas para los alumnos. El monto del convenio anual
con la UAM es de un millón de pesos y las becas no tienen un monto
fijo sino que crecerán paulatinamente.

“A partir de agosto pondremos en marcha el programa de becas con
un estipendio de tres mil pesos mensuales durante cuatro años a 10
alumnos del ciclo superior del Conservatorio, pero la idea es que
crezca tanto como sea posible”.

Suele considerarse que el estudio de la música no ofrece un
futuro profesional a los jóvenes que incursionan en ella, pero eso es
erróneo, apuntó, “porque muchos deciden estudiar medicina,
computación o alguna de las carreras de mayor demanda en nuestros

You must be logged in to post a comment Login