La Iglesia Anglicana votó a favor de la consagración de mujeres obispos

LONDRES (AFP) – El Sínodo General de la Iglesia Anglicana, reunido en York (norte de Inglaterra), aprobó este lunes la consagración de mujeres obispos, tras un intenso debate marcado por las divergencias entre conservadores y liberales, informaron medios británicos.

Más de 1.300 sacerdotes habían amenazado con dejar la Iglesia Anglicana si el Sínodo General, su órgano legislativo, aprobaba esta medida.

La votación se llevó a cabo en las tres cámaras del Sínodo. Los obispos se pronunciaron a favor por 28 votos a 12, el clero por 124 a 44 y los laicos por 111 a 68, según el rotativo Times.

El Sínodo había rechazado antes la posibilidad de establecer medidas de compromiso para compensar a quienes se oponían a la medida.

Así, se votó en contra de crear tres “superobispos” masculinos y nuevas diócesis para las parroquias opuestas a aceptar mujeres obispos.

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, que será el anfitrión de la próxima conferencia mundial de obispos anglicanos, que se realizará en Londres en agosto, había advertido de los “riesgos” que implican estas divisiones.

Más de mil sacerdotes anglicanos escribieron al arzobispo de Canterbury y primado anglicano anunciándole que están decididos a romper con la Iglesia de Inglaterra, que es la iglesia madre de la comunidad anglicana, si ésta no imponía su veto al obispado femenino.

Las divisiones de la Iglesia Anglicana en torno al obispado de las mujeres, que se ahondaron tras la boda religiosa de dos sacerdotes homosexuales, a mediados de junio, en Londres, han llevado a esta comunidad, con 77 millones de fieles en el mundo, al borde del cisma.

Pese a que la Iglesia de Inglaterra se comprometió hace años a ordenar mujeres obispos, el sector conservador reclamaba que se le garantice por ley el derecho a no reconocerlas en sus parroquias.

Un cónclave anterior aprobó que las diócesis que nombren a una mujer obispo podrán firmar un código de prácticas mediante el cual aquellos que se opongan a la ordenación de mujeres no se verán obligados a actuar contra su conciencia, pero sin ofrecer salvaguardias legales para los disidentes.

Las divisiones en la Iglesia anglicana se evidenciaron desde que su rama estadounidense consagró, en 2003, a un eclesiástico abiertamente homosexual, Gene Robinson, como obispo de New Hampshire (nordeste).

Las tensiones se exacerbaron el año pasado con la elección de una mujer al frente de la comunidad anglicana de Estados Unidos, que cuenta con 2,5 millones de fieles, y con las bodas de homosexuales.

La mayoría de las ramas de la Iglesia Anglicana en el Tercer Mundo se resisten al nombramiento de mujeres como obispos y se oponen a la homosexualidad.

Quince provincias episcopales han votado a favor del nombramiento de mujeres obispos, entre ellas las de México y Centroamérica, con cuatro -Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos- que han consagrado ya a mujeres.

En un cónclave realizado hace unos días en Jerusalén, anglicanos conservadores se comprometieron a permanecer en la Comunión Anglicana mundial, pero formando un consejo de obispos propio, lo que equivale a desconocer la autoridad del Arzobispo de Canterbury.

You must be logged in to post a comment Login