Tramita España destrucción de bombas de racimo

Madrid.- España inició el martes los trámites para la destrucción de las bombas de racimo existentes en este país, conforme lo previsto en el Tratado contra las bombas de racimo aprobado el pasado 30 de mayo en la Conferencia Diplomática de Dublín.

El Ministerio de Defensa de España indicó en un comunicado que la titular del departamento Carme Chacón dio instrucciones para que se prohiba el uso de este tipo de municiones, incluido el entrenamiento con las mismas, y destruir lo antes posible todas las existencias.

“España va a situarse a la cabeza de los países que han acordado la erradicación de las bombas de racimo, y va a proceder a destruir las municiones de este tipo en el plazo más inmediato y breve posible”, dijo la ministra.

En una visita a la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra en Hoyo de Manzanares (Madrid), donde se ubica el Centro Internacional de Desminado, afirmó que “España va a situarse a la cabeza de los países que han acordado la erradicación de las bombas de racimo”.

La ministra española añadió que “va a proceder a destruir las municiones de este tipo en el plazo más inmediato y breve posible”.

Señaló que va a elevar al Consejo de Ministros en el presente mes de julio una propuesta que establezca una moratoria unilateral sobre el empleo, el desarrollo, la producción, la adquisición, el almacenamiento, la conservación o la transferencia de las municiones de racimo.

Asimismo, para comprometerse en el cumplimiento de las previsiones de la Conferencia de Dublín referidas a la cooperación y asistencia internacionales (ayuda a las víctimas, familiares y comunidades afectadas por este tipo de munición).

Una vez que se obtenga la aprobación del Consejo de Ministros, se procederá a la aplicación provisional del Tratado de Dublín con carácter anticipado.

“A partir de ese momento las Fuerzas Armadas españolas tendrán prohibido el uso de este tipo de municiones (incluido el entrenamiento con las mismas) y se procederá a destruir lo antes posible todas las existencias de este tipo de armas”.

Chacón pidió que se inicien los trámites para la contratación, con carácter de urgencia, de los servicios necesarios para la destrucción de la munición de racimo, de conformidad con las normas aplicables para la protección de la salud pública y el medio ambiente.

No obstante, la ministra recordó que “España nunca ha utilizado este tipo de municiones” y ha asegurado que “va a destruir las que guarda en su arsenal”, y dijo que dado el carácter humanitario del Tratado, es preciso aplicarlo “tan pronto como sea posible”.

Expuso que España apoya las posiciones que priorizan las consideraciones humanitarias antes que las ventajas operativas que pudieran derivarse del empleo de ciertas armas consideradas como excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados y permanentes.

Desde el proceso de Oslo, en febrero de 2007 hasta que se firmó el Tratado de Dublín el pasado 30 de mayo, España ha sido favorable a una prohibición amplia para garantizar el objetivo último del Tratado, que no es otro que el de evitar un daño humanitario inaceptable.

“Por esta razón, al igual que otro centenar de naciones, España ha acordado prohibir el empleo, desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento, conservación y transferencia de municiones de racimo que causen daños inaceptables a los civiles”, precisó el Ministerio.

“Desde que hace 20 años iniciaron su participación en misiones internacionales de paz, las Fuerzas Armadas españolas han desactivado más de 100 mil artefactos en países como Líbano, Afganistán, Bosnia-Herzegovina o la ex Yugoslavia”, recalcó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login