Descubre Gino Vannelli el talento del mexicano Fernando Toussaint. Emocionado, el músico de Sacbé cuenta su experiencia en escena.

Montreal, 9 Jul (Notimex).- La adrenalina aún no bajaba del
todo, luego de que un día antes el público del Canada Trust se
entregó con euforia a la actuación de los mexicanos del trío Sacbé,
cuando Fernando, su baterista, vivió una nueva experiencia escénica,
ahora al lado del internacional Gino Vannelli (Montreal, 1952).

La presentación del canadiense ocurrió el sábado en uno de los
teatros del Palacio de las Artes, donde también se realizaba la
celebración por los 25 años de la disquera independiente Justin Time
y la presentación del James Carter Quintet.

Vannelli era una de las estrellas esperadas por los locales, no
sólo por sus cualidades jazzísticas sino por su incursión en la
lírica que lo llevó en 2003 a grabar el disco “Canto”.

Así que en medio de un teatro abarrotado, el show transcurría
como se esperaba, agradable, lleno de evocaciones a las varias
décadas de carrera del artista de la gran melena, cuando a mitad del
espectáculo preguntó a la audiencia si había un percusionista en la
sala, refiere Fernando Toussaint.

Recuerda que se armó de valor y subió al escenario. “La primera
canción me sentaron en un par de tumbadoras y un par de bongos, con
un abrazo previo sólo me dijo: “Follow me” y así lo hice, me moría de
los nervios y de la emoción”.

La experiencia, relata, no quedó ahí, pues al terminar la
cancion se levantó humildemente para salir del escenario y ante la
risotada de la gente Vannelli fue por él y lo regresó para continuar
por dos temas más.

Entonces llamó a un bajista canadiense para que se integrara al
grupo, se volvió a acercar a él para preguntarle si también tocaba
batería, a lo cual el mexicano respondió afirmativamente, y ahora fue
sentado frente a una tarola y un platillo.

“Todavía no lo podía creer pero continuamos hasta el final para
meternos a las piernas del teatro cuando la gente gritaba “more,
more, more.”, nuevamente pensé quedarme atras para el ancore y así
lo hice, para que por tercera vez fuera por mi de la mano para tocar
el último tema del concierto”, relata emocionado el mexicano.

“Sólo quedaba agradecer al público para lo cual nos acercamos
los cuatro a la orilla del escenario para dar el último
agradecimiento. Lo último fue increíble, su propia gente me
preguntaba si esto había estado arreglado y esa fue la pregunta que
escuché más veces después de la presentación”, concluye Toussaint,
quien no vaciló en demostrar su talento.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login